Nueva travesía para celebrar la Constitución | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Nueva travesía para celebrar la Constitución

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

A manera de homenaje por el centenario de la promulgación de la Constitución de 1917, el Buque Escuela Cuauhtémoc inició este lunes una nueva  travesía en altamar, en la que recorrerá 17 puertos de los cinco continentes.

Con 276 personas a bordo, entre ellas 90 cadetes y 49 instructores, el llamado Embajador y Caballero de los Mares zarpó  de Acapulco, Guerrero, con rumbo al puerto panameño de Balboa, entre música mexicana y mensajes con la leyenda: “Buena mar y mejores vientos”.

El joven Josué Lobo llegó temprano al muelle de la Base Naval de la Marina para embarcarse. Iba acompañado de su hermana menor y su madre, originarias de Salina Cruz, Oaxaca.

Es la séptima ocasión que toma el curso de instrucción y adiestramiento en el Buque y por eso se le notó tranquilo antes de abordar, a diferencia de los cadetes que se embarcaron por primera vez, quienes estaban nerviosos, pues son poco más de nueve meses en altamar.

En las anteriores ocasiones en las que él ha estado, recordó, pasaron tormentas, tornados y mal tiempo, y presume: “gracias a Dios salimos adelante y no hubo accidentes”.

Entre las anécdotas que le vinieron a la mente, recordó la ocurrida en 2011 cuando tuvieron que sortear un fuerte tornado en las costas de Cuba. “Ahí nos agarró mal tiempo, hubo corriente y olas feroces que nos dañaron unas velas, pero no pasó a mayores. Gracias a Dios no pasó nada malo”, relató.

Dijo que cada año hay nuevas rutas y travesías, las cuales, expresó, está dispuesto a recorrer en el Buque Escuela Cuauhtémoc.

A los nuevos cadetes que se embarcaron, Josué Lobo les recomendó echarle muchas ganas, no tener miedo a las alturas y al mar, aunque a veces haya mal tiempo. Dentro del barco él realiza trabajos de electricidad.

Es la primera vez que  el cabo de la Marina Víctor López toma el curso de instrucción en el Buque. “Me siento nervioso porque voy a abandonar a mi familia y eso es lo que más me preocupa porque son más de nueve meses y medio”, señaló antes de subir el barco.

Sin embargo, afirmó, quiere aprender y conocer más sobre el adiestramiento en altamar.

Imprimir