Mundo

Nominado a Secretaría del Trabajo de EU admite que contrató a indocumentada

Andrew Puzder, el nominado del presidente Donald Trump para secretario del Trabajo de Estados Unidos, admitió haber contratado a una indocumentada y tenerla como empleada doméstica en su residencia en California.

Puzder, presidente de la empresa CKE, matriz de las cadenas de restaurantes de comida rápida Carl's Jr. y Hardee's, espera sin embargo que el incidente no descarrile sus posibilidades de ser confirmado, pesar a que su audiencia de confirmación ha sido pospuesta en varias ocasiones.

“Mi esposa y yo contratamos a una trabajadora doméstica durante unos cuantos años, durante los cuales no tuve conocimiento de que no estaban autorizada a trabajar legalmente en Estados Unidos”, señaló en un comunicado a los medios informativos.

“Cuando me enteré de su estatus, inmediatamente pusimos fin a su empleo y le ofrecimos ayuda para legalizarse. Hemos pagado por completo los impuestos al IRS (Servicio Interno de Rentas) y al estado de California y presentado toda la información sobre su empleo”, añadió.

De acuerdo con The Huffington Post, la mujer declinó la oferta de ayuda de los Puzder por temor a ser deportada.

La Casa Blanca señaló que Puzder no tiene intención de retirar su consideración a secretario del Trabajo.

La nominación de Puzder ha sido criticada por sindicatos y organizaciones de defensa de los derechos de los trabajadores, toda vez que el empresario es visto como hostil a los empleados en general y hacia las mujeres en lo particular.

“Los comentarios pasados de Puzder muestran desinterés y hasta desdén por los trabajadores y por su bienestar, sí como puntos de vista retrógrados y humillantes hacia las mujeres”, señaló la presidenta del Consejo Nacional de la Raza (NCLR), Janet Murguía.

Organizaciones independientes deploran que las empresas de Puzder y sus franquicias han estado plagadas con violaciones de las leyes laborales para sus trabajadores, muchos de ellos latinos y latinas.

Aunque la mayoría de investigaciones de violaciones laborales parecen haber estado dirigidas a las franquicias de la empresa, que son propiedad de terceras personas, el nominado ha hecho comentarios que han sido interpretados como lesivos a sus propios trabajadores.

Puzder defendió por ejemplo en una reciente entrevista la automatización industrial, pues aseguró que las máquinas son siempre corteses, no toman vacaciones y no demandan a sus empleadores.

El rechazo al nominado de Trump es compartido por el líder de la mayor central sindical de Estados Unidos, la AFL-CIO, Richard Trumka.

“Es un hombre cuyo comportamiento empresarial está definido por combatir a la gente trabajadora”, afirmó Trumka.

Imprimir