Suman 157 muertos por el temporal de nieve en Afganistán | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Suman 157 muertos por el temporal de nieve en Afganistán

El número de muertos por el temporal de nieve que desde hace cuatro días golpea Afganistán aumentó a 157 y el de heridos a 123, mientras continúan las labores de rescate, especialmente en el este y el norte del país, informaron fuentes oficiales.

La tormenta ha afectado a 22 de las 34 provincias del país asiático, aunque ahora las tareas de rescate se centran en las regiones más castigadas, Badakhshan (norte) y Nuristán (este), provincia en la que hoy se registraron diez nuevos decesos.

Durante los últimos cuatro días también perecieron cerca de 1.300 animales y más de 300 viviendas fueron destruidas por la nieve, dijo el portavoz del Ministerio de Gestión de Desastres de Afganistán, Omar Mohammadi.

El presidente afgano, Ashraf Gani, se desplazó hoy hasta la aldea de Afsai, en Nuristán -una zona en la que los grupos insurgentes están activos y donde tuvo lugar un alud-, para visitar a las víctimas y supervisar las labores de socorro.

"Las operaciones de rescate están a punto de terminar, pero las labores de socorro continúan para los supervivientes de la reciente avalancha", explicó el representante de Nuristán en el Parlamento afgano, Ahmadullah Muhid.

Muhid dijo que casi todos los caminos entre la capital provincial y los distritos de Nuristán están bloqueados.

"No tenemos contacto con los residentes de varias aldeas remotas de las zonas montañosas (...) y tememos que puedan necesitar ayuda", agregó.

El Ejército afgano ha evacuado a un gran número de heridos a hospitales de la provincia de Nangarhar y las autoridades han advertido de que los supervivientes aún se encuentran en riesgo debido a que muchos han perdido sus casas.

El año pasado uno de los peores temporales de nieve en 30 años en el país causó la muerte de al menos 245 personas y heridas a 66.

Afganistán sufre con frecuencia desastres naturales que provocan numerosas pérdidas humanas, como los corrimientos de tierra que mataron a 2.000 personas en mayo de 2014 en el noreste del país.

Imprimir