Mundo

Madre de británica asesinada en Australia desmiente al presidente de EU

La joven asesinada Mia Ayliffe-Chung.

Rosie Ayliffe, la madre de la mochilera británica Mia Ayliffe-Chung, apuñalada hasta morir en un albergue australiano en agosto del 2016,escribió una carta abierta dirigida al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la que además de criticarlo con dureza lo tilda de mentiroso, por falsamente incluir el fallecimiento de su hija en un “ataque terrorista”, destacó el periódico británico The Sun.

Mia Ayliffe-Chung, de 20 años, y su compatriota Tom Jackson, fueron asesinados en el ataque de agosto de 2016, el cual fue incluido en la lista del mandatario estadunidense de 78 atrocidades terroristas “infravaloradas”.

El francés Smail Ayad, de 29 años, fue acusado de los dos asesinatos y además por atacar a policías durante un ataque en un albergue de Queensland.

Sin embargo, Rosie señala en su misiva que la policía ha mantenido sistemáticamente que no hay ningún vínculo terrorista en el ataque en el que perdió la vida su hija y que fue ampliamente reportado en medios australianos e internacionales.

“La posibilidad de que las muertes de Mia y Tom fueran consecuencia de un ataque terrorista islámico fue descartado desde el inicio de la investigación policial”, escribió Rosie.

“Esto se hizo a través de la colaboración internacional en las partes del departamento de policía de Queensland y la fuerza antiterrorista francesa”.

Ella dijo que decidió hablar para no dar crédito y anular el “mito de una conexión entre la muerte de mi hija y el fundamentalismo islámico”.

“Esta difamación de los estados nacionales y su pueblo basado en la religión es un aterrador recordatorio del horror que puede ocurrir cuando nos dejamos llevar por la gente ignorante a la oscuridad y el odio”, dijo Rosie Ayliffe, en alusión a Donald Trump.

Imprimir