Trump en guerra contra los refugiados - Concepción Badillo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
Trump en guerra contra los refugiados | La Crónica de Hoy

Trump en guerra contra los refugiados

Concepción Badillo

El mundo es actualmente testigo de la peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial. Conflictos armados, persecuciones, discriminación, hambre y pobreza en muchas partes, han obligado a que cerca de 60 millones de personas se vean forzadas a abandonar sus hogares y sus países, una cifra igual a la de la población de Florida y California juntas o a la suma de todos los hombres, mujeres y niños que viven en España y Portugal.

Algunos huyen en lanchas en mal estado, miles han muerto ahogados, otros fallecen cruzando desiertos y todos quienes logran sobrevivir y llegan a un destino, tienen en común que casi ningún país, donde esperaban encontrar una mejor vida, los acoge, no los quieren recibir.

De ahí que da pena ajena la retórica que actualmente estamos escuchando por parte de Donald Trump, presidente del país más rico y poderoso, quien manifiesta su odio a los inmigrantes y a los refugiados con declaraciones que traen a la memoria los capítulos más oscuros y vergonzosos de Estados Unidos, tales como los campos de concentración, donde durante la Segunda Guerra internaron a más de cien mil japoneses, la mayoría nacidos aquí, o la fuerte negativa que hubo para aceptar a judíos que huían de la Alemania nazi.

Hasta el lenguaje que está usando es el mismo que se usó en esos tiempos, una era que creíamos no regresaría jamás. El mandatario, que debutó en política atacando a los inmigrantes que vienen de México, de quienes, como se sabe, ha dicho que “son violadores y sólo traen crimen”, inició su gobierno prohibiendo la entrada por 90 días a los ciudadanos de seis países musulmanes y por tiempo indefinido a los refugiados de Siria, porque, dice el nuevo jefe de la Casa Blanca, “no sabemos quiénes son, ni lo que pueden estar tramando”.

Sólo que ningún refugiado de Siria ha cometido aquí ningún acto terrorista, como tampoco lo ha hecho ningún inmigrante de Irak, Irán, Libia, Yemen, Somalia o Sudán, los otros países en su lista negra. Y en cuanto a que no se sabe quiénes son, eso tampoco es verdad, ya que quienes solicitan refugio en Estados Unidos, el mismo gobierno reconoce que antes de permitirles venir, cada persona es sometida a un proceso de investigación que dura entre 18 meses y dos años y que involucra a la agencia para los Refugiados de las Naciones Unidas, al FBI y a los departamentos de Estado, Seguridad Interna y la Defensa, todo para que un individuo, en algunos casos con su familia inmediata, pueda viajar.

Y aun así, de una lista de las doce naciones fuera del Medio Oriente que más refugiados sirios han recibido, Estados Unidos está en el penúltimo lugar; Suecia en el primero y Polonia en el último. Y esto no es nuevo, el mismo Barack Obama, que mantuvo una actitud bastante indiferente hacia el conflicto sirio, tampoco les abrió las puertas de par en par. En el 2011, el año que las manifestaciones pacíficas se volvieron conflicto civil, su gobierno, según cifras oficiales, autorizó la entrada de sólo 29 sirios. En 2012 fueron 31, en 2013 dejó entrar a 36, en 2014 a 105 y en 2015 a 1682.

En el 2016 se permitió que 12 mil 587 refugiados sirios se establecieran aquí, mientras un total de 85 mil fueron aceptados en otras partes, lo cual es un número insignificante comparado con el gran desastre humanitario que se vive en su país, donde han muerto 450 mil personas y de donde han salido huyendo en busca de refugio cinco millones más. Pero Trump insiste en que los inmigrantes y en particular los de Siria, son una amenaza para la seguridad nacional y un peligro mortal.

“Proclamo como prohibido la entrada de sirios en calidad de refugiados porque van en contra de los intereses nacionales” dijo el presidente en su Orden Ejecutiva con la que también impuso restricciones de viaje a los otros países, levantando con esto múltiples manifestaciones de protesta en aeropuertos y otros sitios, Aun así, la encuesta más reciente realizada por la agencia internacional Reuters/IPSOS reveló que 49 por ciento de los estadunidenses apoya a Trump en esto y sólo 41 por ciento está en contra. Esto ha contribuido a que en el resto del mundo se empiece a tener temor y desagrado por los Estados Unidos, una nación fundada por inmigrantes pero que hoy parece sufrir de xenofobia, y todo gracias a Trump.

cbcronica@aol.com

Twitter@Conce54

Imprimir

Comentarios