Mundo

Caso Odebrecht devora a Toledo y amenaza a Santos

El ex presidente Toledo se encuentra actualmente en Francia.

El fiscal peruano Hamilton Castro pidió ayer la detención preventiva del ex presidente peruano Alejandro Toledo (2001-2006) por la presunta mordida de 20 millones de dólares entregada por la empresa brasileña Odebrecht para obtener la construcción de la Carretera Interoceánica.

Castro solicitó el arresto del ex mandatario por 18 meses, medida que tendrá que ser resuelta ahora por un juez de la Sala Penal Nacional.

Cuando se convoque la audiencia, que se espera será en los próximos días, el juez decidirá si ordena un pedido de captura internacional de Toledo, pues el ex mandatario está en Francia.

Además de Toledo, la investigación se extiende a Jorge Barata, ex director de Odebrecht en Perú, y Josef Maiman, el empresario amigo del ex presidente que supuestamente ejerció como su testaferro.

Barata declaró al fiscal Castro que entregó una mordida de 20 millones de dólares a Toledo, en cuentas de Maiman en el extranjero, para ganar la licitación para la construcción de los tramos 2 y 3 de la Interoceánica.

“Bastante grave”. El fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, declaró que “son cargos de imputación bastante serios y graves” y advirtió que si Toledo “no se pone a derecho, lo van a detener donde se encuentre”.

Odebrecht firmó un acuerdo de colaboración con la fiscalía peruana y se comprometió a pagar 9 millones de dólares como devolución por los hechos ilícitos, de los cuales ha pagado la mitad hasta el momento.

Toledo niega categóricamente haber recibido dinero de Odebrecht y asegura que Barata “mintió” en su declaración ante la fiscalía.

Y ahora, Santos. El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, pidió ayer a la autoridad electoral que investigue el supuesto ingreso de un millón de dólares de Odebrecht en la campaña para la reelección del presidente Juan Manuel Santos en 2014.

El dinero, según el fiscal, pudo haber ingresado en la campaña de Santos por medio del ex congresista Otto Bula, detenido el mes pasado por su participación en el esquema de sobornos pagados por Odeberecht en el país, que ascienden a más de 11 millones de dólares, para obtener contratos de infraestructura.

De ese monto, la Fiscalía estableció que Bula “tramitó” sobornos por 4.6 millones de dólares, de los cuales un millón al parecer tuvo como “beneficiario final la gerencia de la campaña Santos Presidente-2014”, dijo el fiscal en una declaración.

Sin noticias de México. Funcionarios de Odebrecht admitieron a finales del año pasado ante una Corte de Estados Unidos que la constructora repartió 10.5 millones de dólares entre funcionarios en México, para ganar licitaciones de construcción.

Aunque los documentos no mencionan nombres de empresas ni de funcionarios, todo apunta a Pemex, empresa con la cual Odebrecht celebró al menos tres grandes contratos cuando era encabezada por Emilio Lozoya Austin.

El actual director general de Pemex, José Antonio González Anaya, dijo en una entrevista de radio a finales de diciembre, que investigaría el asunto y se comprometió a llegar hasta las últimas consecuencias. Hasta la fecha, nadie ha sido señalado.

Imprimir