Legado del PAN: alcaldías con mayores facultades y autonomía presupuestal

Jorge Romero Herrera

El pasado 5 de febrero fuimos testigos de la promulgación de la primera Constitución de la Ciudad de México; la que enmarca las libertades y derechos de los habitantes y ciudadanos de esta gran ciudad y en la cual la bancada constituyente de Acción Nacional pudo plasmar sus propuestas para transitar hacia una ciudad más ordenada y generosa para todos.

Destaca por su impacto directo en la calidad de vida de los capitalinos, la propuesta de Acción Nacional para dotar a las alcaldías de mayor capacidad presupuestal y de gestión; un logro congruente con los principios de doctrina que, desde su creación hace más de 70 años, el PAN ha propuesto a través de la figura de un municipio libre como una institución autonoma y fuerte.

Uno de los grandes impulsores fue nuestro fundador Manuel Gómez Morín, quien pugnaba por un municipio libre como el espacio en el que se garantizaría una sociedad democrática y participativa, donde todos se vieran involucrados en las decisiones de gobierno. Después de tanto tiempo, hoy en la Ciudad de México se ha logrado un gran avance a través del reconocimiento a las alcaldías y la concepción de la figura de concejales como su contrapeso.

La Ciudad de México tendrá ahora una nueva conformación de gobierno. Las 16 delegaciones políticas —como actualmente las conocemos— pasarán a ser alcaldías, con una integración y organización de mayor apertura a la participación de la ciudadanía; las alcaldesas y los alcaldes y concejales podrán ser electos consecutivamente para el mismo cargo, hasta por un periodo adicional.

Además, estas alcaldías tendrán mayores facultades y capacidad presupuestal. Se les dotó de personalidad jurídica y autonomía sobre su administración en el ejercicio de su presupuesto; creando la figura del Concejo que supervisará y evaluará las acciones de gobierno; controlando el ejercicio del gasto público y aprobando los proyectos de Presupuesto de Egresos de la alcaldía, actuando así como contrapeso al alcalde.

Tendrán mayores atribuciones para brindar servicios públicos, asi como en materia de gobierno, administración, obras y servicios, desarrollo urbano, rural y social, protección civil y seguridad ciudadana, entre otras.

Como cada una de las 16 alcaldías comprenderá una población diferente, los constituyentes establecieron los siguientes criterios para integrar los concejos: en las demarcaciones con hasta 300 mil habitantes, las alcaldías se integrarán por la persona titular de la misma y diez concejales; en aquellas con más de 300 mil habitantes y hasta 500 mil, las alcaldías se integrarán por la persona titular de la misma y doce concejales; finalmente, en las demarcaciones con más de 500 mil habitantes, las alcaldías se integrarán por la persona titular de la misma y 15 concejales.

Ante esta nueva realidad y gran oportunidad de que miembros de Acción Nacional podrán formar parte de los concejos con voz y voto en la definición de los nuevos gobiernos, desde el Consejo Regional de Acción Nacional trabajaremos para que, de acuerdo al mandato establecido en nuestra Carta Magna local, la proyección de nuestra plataforma política para el 2018 sea acorde a las nuevas disposiciones y demandas ciudadanas.

El Consejo Regional está conformado de manera plural y cada una de las 16 delegaciones tiene representación; son precisamente sus integrantes quienes conocen cuáles son las necesidades de sus demarcaciones. Iniciaremos en los próximos días,con responsabilidad y sentido de inclusión, esa gran labor de diagnóstico y planeación.

Enhorabuena para la Ciudad de México, sus habitantes y ciudadanos; empecemos a dar un nuevo rumbo a esta gran ciudad a través de sus instituciones más eficientes, cercanas y sólidas.

 

* Coordinador del GPPAN en la ALDF * Secretario de la Comisión de Gobierno

@JorgeRoHe

Imprimir

Comentarios