Mundo

Matan a seis trabajadores de la Cruz Roja en Afganistán

Seis trabajadores del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR)en Afganistán fueron asesinados hoy por presuntos miembros del grupo extremista Estado Islámico (EI), cuando llevaban suministros a las personas afectadas por las nevadas de los últimos días en la norteña provincia de Jowzjan. 

"Terroristas del Estado Islámico han matado a por lo menos seis empleados locales del Comité Internacional de la Cruz Roja y se llevaron a otros en el distrito de Qoshtapa", informó la gobernadora de Jowzjan, Lotfullah Azizi, según reporte de la agencia informativa Kamaa Press (KP).

Los trabajadores humanitarios fueron emboscados por presuntos yihadistas del EI, cuando llevaba alimento y otros suministros a las poblaciones de la localidad de Shibergan, en el sur de la provincia, afetadas por las recientes avalanchas de nieve. 

"El Daesh está muy activo en la zona", afirmó Azizi, usando el acrónimo en árabe del Estado Islámico (EI), que ha llevado a cabo varios ataques y atentados explosivos en Afganistán en el pasado.

Monica Zanarelli, jefe de la delegación del CICR en Afganistán, confrmó en un comunicado la muerte de seis sus trabajadorea afganos y la desaparición de otros dos, aunque no dio información sobre los responsables.

La funcionaria indicó que los trabajadores, tres agentes de campo y tres pilotos, fueron asesinados a tiros en una zona cercana a la ciudad de Shibergan, en la provincia de Jawzan por un grupo de hombres armados desconocidos.

"Esto es un acto despreciable. Nada puede justificar el asesinato de nuestros compañeros y amigos", afirmó Zanarelli

La funcionaria de la Cruz Roja indicó en su declaración que por ahora es prematuro determinar el impacto que pueda causar este "terrible incidente en nuestras operaciones en Afganistán".

El jefe de la Policía de Jawzjan, Rahmatullah Turkistani, informó por su parte, que los cuerpos de los seis trabajadores habían sido trasladados a la capital provincial y había iniciado la operación de búsqueda para localizar a los otros empleados del CICR que están desaparecidos.

La insurgencia Talibán, negó de manera tajante, a través de sus portavoz, Zabiullah Mujahid, que el grupo estuviera involucrado en el ataque armado, que se suma a otros similares que ha padecido la Cruz Roja en Afganistán. 

El mes pasado, un empleado de nacionalidad española del CICR fue liberado después de estar secuestrado el 19 de diciembre pasado junto con tres colegas por atacantes no identificados en el norte de Afganistán.

En abril de 2015, las autorizadaes localizaron los cuerpos acribillados de cinco trabajadores afganos de la organización humanitaria Save the Children, después de que fueron secuestrados por hombres armados en la provincia Sur de Uruzgan.

Imprimir