Mundo

No tendremos piedad con narcotraficantes: Trump

Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, a su llegada a Estados Unidos, el 19 de enero.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró ayer, durante un encuentro en la Casa Blanca con la Asociación Nacional de Alguaciles y Policías, que su gobierno será implacable contra el narcotráfico.

“No tendremos piedad en la lucha contra las drogas”, comentó Trump, quien añadió que EU “luchará” contra los narcotraficantes y que “liberarán las comunidades de los cárteles de las drogas”.

Pero Trump aprovechó también para referirse al muro que planea construir en la frontera con México. Precisamente, el mandatario aseguró que este “está siendo diseñado ahora mismo”, y mandó un mensaje a los que creían que no iba en serio con su promesa electoral: “Yo no bromeo sobre cosas así. Tendremos un muro”.

Además, agregó que el muro será “grande” y “de mucha ayuda” para garantizar la seguridad del país, y mandó otro mensaje a los que dudan de la efectividad de la medida: “¿Los muros funcionan? Sólo pregunten a Israel. Funcionan si se hacen como es debido”, argumentó el republicano.

Finalmente, señaló que considera que el muro “es para que cada estadunidense pueda crecer con seguridad”.

MÁS RECURSOS. Aprovechando su encuentro con los representantes de la policía y los agentes carcelarios, Trump aseguró que su administración aplicará “tolerancia cero” con la violencia contra los oficiales, y prometió dotar de más recursos a la policía: “Les daremos un muro y las armas que necesitan”.

Y específicamente sobre migración, el republicano insistió sobre su idea de expulsar a aquellos migrantes indocumentados, especialmente los que cometan delitos. Por ello, Trump mandó aún otro mensaje, esta vez a las ciudades santuario, las que se niegan a entregar información sobre personas que residen en EU de forma ilegal: “Quiero que entreguen a los malos”, exclamó.

A la convención asistieron, entre otros, el sheriff de Wyoming y el sheriff de Milwaukee, quien elogió a Trump por, en su opinión, iniciar una “primavera patriota”, movimiento que comparó con la Primavera Árabe de 2011.

Imprimir