Nacional

Atienden a 3.6 millones de epilépticos en México

Del 70 al 80% de las consultas en el Instituto Nacional de Pediatría es por este padecimiento. Desarrollan aparato estimulador, pero su precio alcanza los 500 mil pesos.

Cada día son atendidos por epilepsia alrededor de 40 nuevos pacientes menores de edad.

Leticia Munive Báez, presidenta de la Sociedad Mexicana de Neurología Pediátrica, señaló que en el país se estima que alrededor de 3.6 millones de personas son pacientes epilépticos.

Precisó que en los hospitales de tercer nivel de atención, es donde se tiene el mayor número de pacientes reportados, como el Instituto Nacional de Pediatría, entre el 70 al 80 por ciento de la consulta son pacientes con este padecimiento, ya que cada día se atienden alrededor de 40 nuevos pacientes menores de edad.

El doctor Eduardo Ramos Reyna, neurólogo epileptólogo, destacó que para los pacientes con epilepsia refractaria, es decir, que no responden a tratamientos médicos, se abre una ventana de posibilidad de poder controlar las crisis que presentan, en frecuencia como en intensidad, siempre y cuando sean candidatos idóneos para colocar el estimulador, similar a un marcapasos y un cable delgado y flexible (derivación).

Esto permite enviar impulsos leves al nervio vago izquierdo, que está en el cuello, el cual envía estos impulsos al cerebro para ayudar a controlar las crisis.

Los impulsos se realizan automáticamente a intervalos regulares durante todo el día, lo cual evitar que las crisis convulsivas se presenten o de ser así la frecuencia e intensidad se reducen considerablemente. 

En el marco del Día Internacional de la Epilepsia, que se conmemora el 8 de febrero, Munive Báez explicó que en este padecimiento hay un desorden bio-eléctrico de neurotransmisores en el sistema nervioso central que produce alteraciones de conducción eléctrica, que actúa como una especie de “un cortocircuito” que produce crisis epilépticas recurrentes.

Las más frecuentes, abundó, se manifiesta por movimientos convulsivos, en otras ocasiones alteración de la alerta, alucinaciones, periodos de amnesias, trastornos conductuales, trastornos sensitivos siempre auto-limitados (de corta duración), y no se ha logrado determinar qué desarrolla este padecimiento, ya que se puede registrar desde el nivel prenatal y perinatal por diversos factores, hasta un golpe en la vida adulta.

El doctor Enrique de Obieta Cruz, neurocirujano pediatra dijo que para este procedimiento, se realiza una incisión sobre un pliegue natural del lado izquierdo del cuello y otra sobre la parte izquierda del pecho, debajo de la clavícula, donde se coloca un pequeño generador —denominado Aspire SR—, del tamaño aproximado de un reloj por debajo de la piel. La batería dura de 8 a 12 años, cuando se tiene que reemplazar, sin embargo la falta de mayor uso de este dispositivo, en parte se debe a su precio que alcanza los 500 mil pesos.

Imprimir