Nacional

La marcha, llamado a la unidad: Morera

Para María Elena Morera, activista social y una de la convocantes a la marcha de este domingo, el mensaje que debe mandar esta concentración es de unidad, no de unidad en torno al gobierno mexicano, sino como mexicanos en torno a nuestro país.

En entrevista con Crónica, Morera Mitre destaca lo que puede resultar obvio para muchos, pero que no está de más reafirmar.

“El objetivo de la marcha es manifestarnos en contra de las políticas que quiere implementar Donald Trump, que al final del día afectarían directamente a nuestra economía y amenazan los derechos de los mexicanos de aquí y de allá”.

De la misma manera, la marcha pretende mandar un mensaje directo al gobierno mexicano, que es la urgencia de llevar a cabo acciones concretas e inmediatas para combatir la pobreza, la corrupción y la impunidad.

“Una cosa es decirle al señor Trump que no nos gusta lo que dice y lo que está haciendo, pero no le podemos exigir cambios, y a nuestro gobierno sí le podemos exigir que revierta la vulnerabilidad en México”.

Pero ¿de qué manera la administración federal puede evitar que los mexicanos seamos más vulnerables, tanto fuera como dentro de nuestras fronteras?

“Pues con instituciones más fuertes, más sólidas, si no queremos ser tan vulnerables a las acciones que quiere tomar el señor Trump, pues tenemos que arreglar la casa”.

Para María Elena es indispensable que la administración federal haga un ajuste en las políticas públicas, que el combate a la corrupción sea algo serio y que se luche por mejorar el nivel de vida de todos los mexicanos.

“No podemos seguir con esta gran desigualdad que existe y pensar que México va a ser menos vulnerable”.

A la convocatoria de esta marcha se han sumado decenas de organizaciones no gubernamentales, pero al final lo más importante, en palabras de una de las fundadoras de México Unido contra la Delincuencia, es, aunque suene trillado o de lugar común, la participación de la gente.

Y a su parecer, la llegada del rubio magnate a la Casa Blanca ha sido el mejor detonante para que la sociedad mexicana se organice y levante la voz.

“Pues al parecer sí, a los mexicanos nos cuesta trabajo reaccionar y solo reaccionamos cuando las cosas se nos ponen muy difíciles, entonces sí creo que hoy estamos ante una oportunidad para exigirle a nuestro gobierno que tome las medidas necesarias para que México cambie, que sea un país próspero para todos y no solamente para unos cuantos”.

Para esta activista, que vivió en carne propia un ataque brutal de la delincuencia -su esposo fue secuestrado y mutilado-, en ningún momento la reacción de los mexicanos ante los dichos y los hechos de Donald Trump, es exagerada, al contrario, está plenamente justificada.

“Yo no creo que estemos sobrerreaccionando, la política de Trump de querer hacer un muro, de dividir a la gente, de poner la división de cara a todos los migrantes y generar miedo a la gente que está en los Estados Unidos, pues me parece mucho más grave que lo que cualquier otro presidente hubiera hecho antes”.

Ahora falta que el Congreso de los Estados Unidos le permita a Trump hacer todo lo que quiere hacer, pues al menos en sus primeras medidas de restricción migratoria ha encontrado un tope en sus mismas autoridades judiciales.

Imprimir