Neil Gorsuch

El magistrado al que el propio Donald Trump propuso para el Tribunal Supremo tomó su distancia y calificó de desmoralizantes los insultos del Presidente a los tribunales a los que acusó de politizados, y que poco antes había llamado “pseudojuez” al que suspendió el decreto que cerraba las puertas a inmigrantes de siete países. Gorsuch pone por delante el principio de la separación de poderes y da a Trump una lección que quizá no llegue a comprender.

 

Imprimir

Comentarios