Nacional

Defender a connacionales en EU con la ley en la mano: Enrique Ochoa

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) no permitirá la criminalización de los migrantes mexicanos en Estados Unidos y trabajará ampliamente con la red consular de México para redoblar el apoyo que se les debe proporcionar, afirmó Enrique Ochoa Reza, presidente nacional de este instituto político.

 

Al iniciar hoy su gira de dos días por la unión americana, el dirigente priista calificó de una idea absurda el pretender gravar las remesas, y reconoció que esa propuesta ha encontrado en diferentes cortes de esa nación un importante contrapeso.

“La ley está por encima de una declaración presidencial y, por lo tanto, está sujeta a la revisión de los jueces federales, que le han puesto un freno”, puntualizó Ochoa Reza.

En ese sentido sostuvo que se revisará puntualmente la legalidad de cada una de las ideas y medidas de los funcionarios estadounidenses, para defender los derechos de los migrantes mexicanos, “con la ley en la mano”.

Indicó que éste es uno de los propósitos de su viaje a Estados Unidos, por lo que este día se reunirá con abogados especialistas en materia migratoria, para atajar este tema desde el punto de vista estrictamente legal.

“Debemos tener muy claro que hay una agenda comercial qué defender, que ha generado amplios intercambios económicos y la creación de empleos bien remunerados de ambos lados de la frontera. Tenemos que construir una relación con los Estados Unidos que beneficie a múltiples generaciones de mexicanos por venir.

“Estamos en un momento histórico. Los mexicanos que tenemos la fortuna de defender los intereses nacionales hoy, desde la sociedad civil y los partidos políticos, debemos defender una mejor convivencia entre países vecinos”, enfatizó.

En la ciudad de Nueva York, donde inició su gira para reunirse con comunidades de migrantes, empresarios, estudiantes y especialistas en temas migratorios, aseguró que es indispensable proteger el desarrollo de la vida de los connacionales mexicanos.

“Hay que evitar completamente la criminalización de la migración. No se puede poner en riesgo el futuro de los jóvenes ni de las familias; no se puede separar a los hijos de sus padres, por una política migratoria que no entiende que los derechos humanos están primero", sostuvo.

Tenemos que proteger a los trabajadores mexicanos y “dreamers”, añadió, para evitar que se vea interrumpido el desarrollo de su vida económica, social y cultural en los Estados Unidos, donde laboran, estudian y se preparan para los retos del futuro.

Desde territorio estadounidense, el líder nacional del Revolucionario Institucional hizo un llamado a los mexicanos a mantener la unidad nacional para defender, fortalecidos, los altos intereses de México ante el reto internacional.

Dijo que el gobierno mexicano tiene que hacer su labor en el ámbito diplomático y de los encuentros institucionales, mientras el PRI acude al encuentro con comunidades de migrantes, estudiantes y empresarios mexico-americanos que reclaman una oportunidad de desarrollo.

“En mi reunión con empresarios estadounidenses, éstos me indicaron que la población migrante de México hacia los Estados Unidos ha sido muy positiva, porque ha generado elementos de desarrollo y están a favor de la agenda en su defensa. Continuaremos estableciendo vínculos en Los Ángeles, Chicago y Texas, para hacer recorridos en un futuro próximo”, detalló Enrique Ochoa Reza.

Explicó que ya sostuvo una reunión con integrantes de la United States-Mexico Chamber of Commerce y hará lo mismo con líderes de comunidades de migrantes estudiantes.

Este jueves tendrá encuentros con el Council of Américas, la Universidad de Columbia, y especialistas en la relación bilateral México-EUA, y mañana estará en la ciudad de Passaic con el vicealcalde César Aguirre, además de que se reunirá con el Cónsul de México en Nueva York, Diego Gómez Pickering.

Al referirse a la marcha que se realizará en la Ciudad de México el próximo domingo, en defensa de los migrantes mexicanos, Ochoa Reza indicó que participará junto con su familia.

“Reconocemos la convocatoria que está haciendo la sociedad civil. Participaremos como tres mexicanos más: mi hija de dos años y medio, mi esposa Greta y yo. Lo haremos de manera privada y como ciudadanos, respetando puntualmente que la convocatoria es apartidista”, concluyó.

 

lrc

Imprimir