Mundo

Allanan oficinas de Mossack Fonseca por caso Lava Jato

Foto: Twitter

La Fiscalía de Panamá allanó hoy las oficinas del bufete Mossack Fonseca, epicentro de los denominados papeles de Panamá, y emitió una orden de conducción contra los dos socios de la firma por su presunta implicación en el caso Lava Jato, la mayor trama de corrupción de Brasil.

"Allanamiento a oficinas de socios de firma que creó Sociedades Anónimas en Brasil vinculadas a #LavaJato #PanamaPapers", indicó en su cuenta de Twitter el Ministerio Público de Panamá.

Ramón Fonseca, por su parte, escribió en la misma red social que su bufete no tiene "nada que ver con Odebrecht ni Lava Jato", y que él y su socio, Jürgen Mossack, se presentarán "voluntariamente y con gusto" en la Fiscalía "para aclarar cualquier tema" porque "el que no debe no la teme".

Una fuente judicial dijo a Efe que existe una orden de conducción contra Mossack y Fonseca para que comparezcan en la Fiscalía, donde este jueves ya se presentaron sus abogados.

"Hay más de 10 mil compañías relacionadas con esta investigación. Las pocas nuestras las hicimos a solicitud de bancos y abogados", indicó Fonseca en Twitter en referencia a la trama de corrupción en Brasil.

El abogado en una cadena de mensajes en la red social añadió que "la investigación dirigida solo a nosotros, que nunca tuvimos relación directa con nadie, deja mucho que pensar".

"Lava Jato" es el nombre con el que se conoce la operación que investiga los desvíos millonarios que durante décadas se dieron en el seno de la petrolera estatal Petrobras y que salpican a decenas de empresarios y políticos del país.

Es la segunda vez que la Fiscalía de Panamá allana las oficinas de Mossack Fonseca, ubicadas en centro bancario de la capital panameña.

La primera vez tuvo lugar en abril de 2016, diez días después de que estallase el escándalo de los papeles de Panamá, que desvelaron que personalidades de todo el mundo contrataron los servicios de esta firma panameña para crear sociedades "offshore" en distintos paraísos fiscales.

En un comunicado, Mossack Fonseca rechazó este jueves "de manera categoría esta acción arbitraria y tendenciosa" de la "sorpresiva" revisión de sus oficinas, para "recolectar evidencia que ya está localizada en la Subdirección Criminalista del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses luego del allanamiento de abril del 2016".

"Reiteramos que a nuestro juicio todas las acciones que está llevando a cabo la Fiscalía contra la firma el día de hoy, son un intento de desviar la atención de quienes realmente ameritan una investigación profunda y proactiva de las autoridades sobre delitos ya confesados", indicó el bufete.

Añadió que "en los más de diez meses que lleva esta indagatoria, originado por un delito sospechosamente no investigado cometido en contra de nuestra firma, no han presentado una sola evidencia que nos muestre culpables".

havh

Imprimir