Trump equipara la inmigración ilegal con el crimen violento | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Trump equipara la inmigración ilegal con el crimen violento

Jeff Sessions jura como procurador general en el Despacho Oval, en presencia de su esposa, Trump y Pence.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, otorgó ayer la misma gravedad a la inmigración ilegal que al crimen violento y pidió a su equipo que aborde conjuntamente ambos fenómenos, al tiempo que ordenó estrechar la cooperación internacional contra los carteles y grupos criminales trasnacionales.

Trump firmó ayer tres órdenes ejecutivas “para restaurar la seguridad en Estados Unidos”: una relativa a los carteles que operan en EU, otra destinada a reducir el crimen violento en el país y una tercera que busca definir “nuevos delitos federales” para “prevenir” las agresiones a policías y otros agentes del orden.

El más significativo es el segundo decreto, que establece que, para mantener “el orden” en el país, debe haber “un compromiso de aplicar la ley y desarrollar políticas que aborden de forma integral la inmigración ilegal, el narcotráfico y el crimen violento”.

Para ello, Trump encargó al recién confirmado como procurador general de EU, Jeff Sessions, que forme un grupo de trabajo dedicado exclusivamente a la “reducción del crimen y la seguridad pública”.

“Nueva era de justicia”. Tras firmar las órdenes ejecutivas desde el Despacho Oval junto a Sessions, sentenció: “Una nueva era de justicia comienza, y comienza ahora mismo”.

Por su parte, el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo al explicar esta equiparación de criminales e indocumentados, alegando que “no podemos reducir el crimen en EU sin afrontar también la inmigración ilegal y las drogas ilegales”.

Informe sobre cárteles. El presidente también firmó un decreto que ordena revisar y reforzar la estrategia de EU contra los “cárteles criminales” del narcotráfico que, en palabras de Trump, “se han extendido por todo el país y están destruyendo la sangre de nuestros jóvenes”.

La orden ejecutiva pide al Departamento de Justicia y el Departamento de Seguridad Nacional que le entreguen en el plazo de 120 días un informe sobre los grupos criminales trasnacionales, sus filiales y “el grado hasta el que han penetrado en EU”.

Pero el decreto no cambia por sí solo la política estadunidense contra los carteles, sino que simplemente pide revisar las medidas existentes para asegurar que se dedican “los esfuerzos suficientes a identificar, prohibir, perturbar y desmantelar a las organizaciones criminales trasnacionales”.

“Gustará a México”. “No encuentro nada en la orden ejecutiva que marque un gran cambio de política”, dijo una experta en la relación entre EU y México en la Universidad del Sur de California, Pamela Starr.

“Es interesante que, después de los recientes roces sobre la amenaza-orden de Trump de ayudar a México a luchar contra los carteles, esta orden ejecutiva reafirma la necesidad de una estrecha cooperación de seguridad con México contra el crimen organizado. Esta orden gustará [al Gobierno de] México”, agregó Starr.
En efecto, el decreto instruye a las agencias estadounidenses a “trabajar para compartir más información de inteligencia y aplicación de la ley con aliados extranjeros que combatan a las organizaciones criminales trasnacionales”, lo que incluye previsiblemente a México y otros países latinoamericanos.

 

Imprimir