Deportes

NASA pone en órbita balón recuperado de tragedia Challenger

Hace 31 años la NASA vivió una de sus peores tragedias al ver como el transbordador Challenger explotaba a sólo segundos de haber despegado y con siete astronautas a bordo.

Dentro de la nave, el astronauta Ellison Onizuka cargaba un balón firmado por su hija y otros jugadores de futbol de la escuela Clear Lake. Increíblemente, el balón fue recuperado después de la explosión y devuelto a la escuela, donde estuvo resguardado por años.

La directora de la escuela, Karen Engle, aprovechó que el hijo del astronauta Shane Kimbrough atendía la escuela y éste accedió a llevar  el balón a la Estación Espacial Internacional. Kimbrough después tomó una fotografía del balón en el espacio, como se pretendía que estuviese hace 31 años.

El hecho se dio poco antes del aniversario del Challenger, el 28 de enero.

Imprimir