Rafa Márquez… Capitán de cristal | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Rafa Márquez… Capitán de cristal

El líder de la Selección Nacional y capitán del Atlas de Guadalajara vuelve a lesionarse, como ha ocurrido desde hace ocho años de forma recurrente. Se acerca la hora del retiro; el próximo lunes cumple 38 años

Rafa Márquez… Capitán de cristal | La Crónica de Hoy

Son muchas notas las que inician casi de la misma forma. Se ha vuelto una triste costumbre. Basta con revisar los siguientes textos.

Márquez tiene dañado el menisco externo de la rodilla izquierda. El 28 de abril de 2009.

La directiva del Barcelona informó que el defensa mexicano Rafael Márquez se lesionó, por lo que no podrá formar parta de la selección mexicana en el partido contra Estados Unidos el próximo 12 de agosto, en el Estadio Azteca, dentro del hexagonal final de la Concacaf. El 5 de Agosto de 2009.

Rafael Márquez no sacude las lesiones y se perderá el encuentro del León ante Chivas en Guadalajara el próximo fin de semana para la jornada 8 del Clausura 2013, así como el siguiente duelo ante Puebla. El 20 de  febrero de 2013.

El capitán de la selección de México, Rafa Márquez, quedó descartado por lesión para el partido del lunes 15 de junio ante la selección de Chile. El ex Barcelona salió lesionado del empate 0-0 ante Bolivia en la Copa América. El 14 de junio de 2015.

El defensa mexicano del Hellas Verona F.C., Rafa Márquez, estará de baja alrededor de un mes al presentar una lesión en el abductor de la pierna derecha. El 21 de septiembre de 2015.

El mexicano Rafael Márquez jugó 59’ minutos en el empate 0-0 del Hellas Verona ante el Carpi FC y tuvo que salir del terreno de juego debido a una lesión.  El 1 de noviembre de 2015.

El zaguero y capitán de la selección mexicana, Rafael Márquez, anunció que le ha sido descartada una fractura en el pie derecho aunque ahora espera los resultados de una resonancia para conocer el origen de la molestia que surgió durante el partido amistoso que ganaron a Ecuador por 3-1 en Arlington. El 31 de Mayo de 2014.

De todos los jugadores que podía perder Atlas para el clásico tapatío, la mala fortuna quiso que fuera su capitán, referente, jugador clave y leyenda quien se ausentara del partido. El partido más pasional para los ‘Zorros’ ya inició mal, cuando todavía falta un día para el kick-off. Atlas se aferraba al milagro, pero recién revelaron que Rafa Márquez no jugará ante Chivas. El 10 de Febrero de 2017.

LA LEYENDA… El próximo lunes 13 de febrero, Rafael Márquez Álvarez cumplirá 38 años y 21 de carrera profesional en el futbol de la primera división.

Inició su carrera siendo un niño, porque en su mente sólo había un balón, sus primeros recuerdos permanecen asociados a un esférico, a la imagen de su padre, quien también jugó profesionalmente, a familiares de su madre, quienes también estuvieron involucrados con las canchas y prácticamente todo a su alrededor estuvo siempre ligado al futbol…

Y fue el 19 de octubre de 1996, cuando habría de llegar el momento por el que había esperado, bajo las órdenes de Efraín Flores en aquel Atlas lleno de talento. Una lesión de Darío Franco le permitió ser tomado en cuenta para el duelo entre los rojinegros y los Pumas de la Universidad, lo que marcaría el inicio formal de su exitosa carrera, tenía apenas 17 años.

Y más tarde, en 1999, finalmente la trayectoria profesional de Rafael Márquez habría de despuntar. Un año que no olvidará nadie que sea aficionado al futbol.

El tantas veces capitán de la Selección Mexicana cumpliría con un año de ensueño, con una destacada participación en el Mundial Sub-20, luego disputando de la mano de Ricardo La Volpe la última final que haya jugado el Atlas de Guadalajara, entonces ante el Toluca de Enrique Meza.

Y al incorporarse a la selección mayor, sería parte importante del equipo comandado por Manuel Lapuente en la Copa América de Paraguay, y justamente, su gran actuación le valdría su contratación para el futbol europeo, en el Mónaco de la Liga Francesa. Finalmente sería un titular en la conquista de la Copa Confederaciones ante Brasil.

A sus 20 años y en un solo año, Márquez había enfrentado muchas más emociones que las que muchos jugadores tienen a lo largo de su carrera. Probablemente mucho del éxito de ese año, Márquez lo habría dejado a un lado con tal de que el equipo de sus amores, el Atlas, hubiera podido ganar su primer título en más de medio siglo en la Primera División. Incluso ahora, cuando se ha puesto la corona de Campeón del futbol mexicano, finalmente 19 años después, sí, con el gafete de capitán del cuadro del Estado de Guanajuato.

Su crecimiento como uno de los mejores defensas del mundo no era un secreto. El Real Madrid de Florentino Pérez, estaba en sus años de opulencia y se estaban conformando a los famosos Galácticos, el Diario Marca de España le dedicó una portada al defensa mexicano, señalando que podría ser una de las contrataciones que haría el cuadro merengue en la continuación de su reconformación para ser el mejor.

Pero el  2003 sería definitivo en la carrera de Rafael Márquez, porque el Barcelona apostó por un cambio absoluto de la mano de su nuevo presidente, Joan Laporta. A los nombres de jugadores como Xavi, Valdés, Puyol, se sumarían Márquez y Ronaldinho, conformando la base del súper estelar Barcelona de casi una década de éxitos.

Márquez seguía siendo muy joven, y llegaba a un equipo de primer nivel, de una gran magnitud… Una prensa exigente y un público más exigente aún fueron las principales complicaciones de llegar a un equipo de naturaleza triunfadora.

En aquel 2006, el Barcelona habría de llegar finalmente a la final de la Champions, el equipo de Frank Rickjard se enfrentaba al Arsenal súper estelar de Arsene Wenger comando por Thierry Henri. Aquel 17 de mayo, Márquez había de convertirse en el primer jugador mexicano en ganar la competencia de clubes más importante del mundo.

Pero si ganar una orejona había sido una enorme experiencia, ganar una segunda es lo mejor que le pasó a Márquez como futbolista, a pesar de que las lesiones le impidieron ser titular, pero fue parte integral de un equipo triunfador. El Barcelona de Rafael Márquez habría de quitarse de la espalda la sombra del Real Madrid, el defensa mexicano sería parte integral de un equipo que se ganó a pulso el calificativo de ser el mejor del mundo, con un futbol espectacular y efectivo.

Jugar en aquel Barcelona, convirtió a Márquez en uno de los dos mejores jugadores en la historia del futbol mexicano. Más partidos que nadie en la Champions, superando incluso la marca de 46 encuentros establecida por Hugo Sánchez…

Márquez se ganó un puesto indiscutible en la Selección Nacional, jugó cuatro copas mundiales, aunque en Alemania 2006, bajo el comando de Ricardo La Volpe, formó parte de un equipo que hizo historia. Más aún siendo capitán del equipo mexicano.

DE REGRESO… A los cambios del Barcelona, y al perder parte de su gran protagonismo, Márquez tomó una decisión que fue vista como precipitada, pues pudiendo haberse mantenido en gran nivel en el futbol de Europa, tal vez en otro equipo menos importante, considerando que el Barça era el mejor del mundo, decidió emigrar al futbol de Estados Unidos para integrarse al New York Red Bulls, con uno de los mejores contratos de la Liga, eso sí, bien pagado.

Al partir del futbol mexicano en 1999, Márquez siempre dijo que tras jugar en el futbol europeo, su sueño, regresaría algún día a México para despedirse del futbol. Luego de 30 meses en Nueva York, finalmente regresa a su país, aunque no como hubiera soñado, con el Atlas, sino con el León. Aunque tras su fugaz paso por Italia retornó al equipo que lo vio nacer. Ha sido un periplo de casi 20 años, pero ahora, cuando las notas en torno a Rafa son más por las lesiones que por sus sobresalientes actuaciones, quizá haya llegado la hora del adiós.

Treinta y ocho años son pocos, o muchos. Pero cuando su cuerpo ya no resiste lo que su juventud le privilegió, tal vez estemos viendo los últimos partidos de un hombre que pronto será leyenda del futbol mexicano. El adiós se acerca vertiginosamente.

Imprimir