No quise desvalorizar a Whitney Houston: Angela Bassett | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

No quise desvalorizar a Whitney Houston: Angela Bassett

La ganadora del Oscar y debutante directora generó polémica con su particular visión de la intérprete de “I Will Always Love You” en una biopic producida por Lifetime

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

El 11 de febrero, pero en 2012, una noticia sacudió y enlutó al mundo de la música. The Voice, como se le conocía, murió a los 48 años. Whitney Houston se ahogó accidentalmente en la bañera de su habitación en el hotel Beverly Hilton, la autopsia consideró como factores coadyuvantes de su muerte a una enfermedad cardíaca aterosclerótica y el consumo de cocaína.

Angela Bassett mantenía una amistad “casual, de mucho respeto al talento y habilidades de cada una” con Houston, además juntas protagonizaron el filme Waiting to Exhale (1995), por lo cual se sintió profundamente conmovida ante la partida de la intérprete más galardonada de todos los tiempos, con 415 premios a lo largo de su carrera.

Bassett quiso rendir tributo a la vida de la protagonista de El guardaespaldas (1992), a través de la biopic Whitney, bajo la producción del canal lifetime. Su visión de Houston alcanzó un rating de 4.5 millones de espectadores, durante su estreno en EU, críticas positivas, pero fue desaprobada por la familia de la cantante, por las referencias a sus adicciones y su supuesta bisexualidad.

Whitney narra la vida de Houston entre 1989 y 1994, época de su consolidación como intérprete, pero también del inicio de su controvertida y tóxica relación con el cantante Bobby Brown.

“No estaba interesada en filmar nada que pudiera desvalorizarla (a Whitney Houston). Era bella, noble, profundamente fiel, sensible, creativa, que amaba y era leal; eso es lo que me interesaba contar. Me interesaba que su audiencia la comprendiera… La película se desarrolla cuando Whitney y Bobby se conocen en 1989, en la tercera edición de los Anual Soul Train Awards.

“Su relación, amistad, eventualmente romance y matrimonio. Verán a la Whitney de casa, la glamurosa, la madre, la esposa y la amiga (…) Todos sabemos cómo termina esta historia, la peor parte, nuestra pérdida”, comparte Bassett, entre lágrimas, en entrevista concedida por Lifetime.

La elección de la vida de Houston para debutar como directora de la ganadora al Oscar —por su personificación de Tina Turner en la cinta What’s Love Got To Do With It, 1993—, no fue una coincidencia. “Haber tenido la oportunidad de encarnar a un ícono como Tina Turner y ahora dirigir a Yaya DaCosta en el papel de otro ícono, como Whitney, es una tremenda responsabilidad.

“Sentí eso de manera personal durante el viaje (de What’s Love…), así que entendí completamente lo que enfrentó (DaCosta). Lo monumentalmente esperanzador para mí fue el amor, apoyo y fe que Tina me tuvo, así que traté de pasar eso a Yaya y a Arlen Escarpeta, quien interpreta a Bobby, porque queríamos honrar su humanidad (de Whitney y Brown)”, explica Bassett.

Angela acepta sin rodeos su emoción, pero al mismo tiempo temor de retratar la vida de Houston, sin embargo, con el estandarte “el coraje no es la ausencia del miedo, sino afrontar ese temor y seguir adelante”, sacó avante a Whitney, con la cual pretendía humanizar a la mujer detrás de la figura pública, misión que de acuerdo a Yaya DaCosta se logró con creces.

“La película habla del detrás de escenas (de la vida de Houston), estamos en su casa, en lugares a los que nadie fue. Usamos elementos de la figura pública y la hicimos real, pensamos en la chica que nació en Newark. Sentí una pequeña fracción de la presión que ella tenía, cuando la pusieron en este gran pedestal, que la hizo más grande que la vida. Todo con gran libertad creativa.

“Ojalá la sociedad experimente una revalorización (de quién era). Whitney siempre lo dijo: ‘soy tan sólo una persona normal’. Sé lo raro que suena el decir que queremos humanizar a alguien que ya es humana, pero es para darle su espacio. Whitney tocó e inspiró a tantos, pero el precio fue muy grande. Ojalá la gente sea más compasiva”, explica la participante de America’s Next Top Model.

Yaya enfatiza en lo “completamente irreal” que fue para ella poder dar vida a Whitney Houston, bajo las órdenes de Bassett. “Es algo que soñaba hacer desde hace muchos años, recuerdo habérselo dicho a mi hermana. Nunca pensé que sucedería, así que es algo surrealista. Siento que fue algo muy bueno, me siento muy afortunada”, finaliza.

Imprimir