Funcionario de Sedesol pide dejar de ver la política social como fábrica de votos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Funcionario de Sedesol pide dejar de ver la política social como fábrica de votos

El gran reto que tenemos es empezar a ver a la política social cada vez más alejada del clientelismo y asistencialismo, expresó Javier García Bejos, subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional, de la Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol).
Al participar en el Foro sobre Derechos Sociales a 100 años de nuestra Constitución, realizado en la Universidad Iberoamericana, García Bejos remarcó que hay que dejar de ver a la política social como si fuera la fabricante número uno de votos para una expresión política”.
Resaltó que en política social se tiene una gran deuda, la cual tiene que ver con dimensiones distintas de enfrentar la pobreza y la desigualdad.
Para combatirlas, añadió, se requiere trabajar en políticas públicas que sean estables y eficientes.
La política social, dijo, tiene que ser simplemente aquella que interpreta lo que está plasmado en la Constitución, la cual establece que todos los mexicanos tienen derechos, y la política social tiene que hacer que esos derechos se cumplan siempre, en todo lugar y en cada rincón del país.
“La única manera en que vamos a vencer juntos la pobreza, primero, y la desigualdad, después, es trabajando y siempre encontrando, a partir de la observancia de la ley y el estado de derecho, el mejor camino para fortalecer esta lucha que nos convoca a todos”, instó el subsecretario.
Durante el foro, el investigador Miguel Szekely dijo que la fragmentación refuerza el asistencialismo.
Las políticas y programas sociales, abundó, se están consolidando como un sistema paralelo, lo cual lleva a una alta fragmentación e inequidad, con marcadas diferencias en calidad y certeza; a incentivos encontrados, que a su vez desincentivan el trabajo formal, con un modelo dual no sincronizado, así como mayor dispersión con la proliferación de nuevos esquemas y programas no alineados ni secuenciados, con rendimiento político de corto plazo, pero pocos efectos sobre las causas estructurales de la pobreza.
Szekely remarcó que la falta de un enfoque de derechos y la prevalencia de una visión asistencialista en la política social están intensificando la fragmentación, profundizan las desigualdades y generan crecientes presiones fiscales que pueden ser insostenibles.

 

Imprimir