Mundo

Detenidos los socios de Mossack-Fonseca en Panamá

Los socios del bufete panameño Mossack-Fonseca, acusados de blanqueo de capital, quedaron detenidos el sábado como parte de las investigaciones por el escándalo de sobornos de la brasileña Odebrecht que afectan a varias naciones latinoamericanas.

La fiscalía de Panamá contra el crimen organizado dejó detenidos a Ramón Fonseca, exministro consejero del presidente Juan Carlos Varela, y su socio Jurgen Mossack al culminar un interrogatorio que inició el jueves, cuando fueron aprehendidos. En estos días, los abogados dieron sus descargos ante las acusaciones de blanqueo de capitales que les formuló el Ministerio Público.

La fiscalía ordenó la detención de Fonseca, Mossack y otros dos abogados, entre ellos una mujer de la firma que se encuentra prófuga.

Marlene Guerra, abogada del bufete, mencionó que la fiscalía negó a sus clientes una petición para que tuvieran una medida que no fuese el encierro mientras continúan las investigaciones.

La fiscalía contra el crimen organizado, que acusa a la firma panameña de girar instrucciones a su filial en Brasil para ocultar documentos o evidencias de dinero provenientes de sobornos, allanó el jueves las oficinas del bufete y el viernes la residencia de Fonseca y de Mossack.

Los abogados del bufete sostienen que la oficina investigada en Brasil no corresponde a su cliente y que la filial era independiente de la firma en Panamá.

El Ministerio Público acusó a la firma panameña de participar en la creación de estructuras corporativas en Brasil para ocultar activos y documentación de orígenes sospechosos.

Mossack-Fonseca quedó inmerso en abril en el centro de un escándalo mundial conocido como los "Panama Papers" por la filtración masiva de documentos sobre sociedades anónimas en países considerados paraísos fiscales. El Ministerio Público investiga desde entonces si la firma habría incurrido en algún delito, o si alguna sociedad que creó se usó para actividades criminales.

Fonseca, al llegar a declarar el jueves, visiblemente molesto y alterado dijo a los periodistas que estaba siendo usando como "chivo expiatorio" para distraer la atención y no investigar a fondo los sobornos de Odebrecht. Agregó que el presidente Varela le había confiado que recibió aportes esa constructora.

El gobernante rechazó las acusaciones y el viernes publicó la lista de donantes para su campaña presidencial.

Imprimir