Mundo

Policías del sureste de Brasil levantan huelga; regresan a patrullar las calles

Los policías militarizados del estado de Espírito Santo, en el sureste de Brasil, que llevaban una semana en huelga en demanda de mejores salarios y mejores condiciones de trabajo, volvieron ayer a sus patrullajes en las calles, después de un llamado del ministro de Defensa, Raúl Jungmann, quien visitó la región.
La Secretaría de Seguridad Pública de Espírito Santo comunicó que varios oficiales atendieron el llamado para concentrarse en la terminal de autobuses y reanudar las labores de patrullaje en Vitoria, la capital regional, y otros municipios afectados por la paralización de los policías militarizados.
No obstante, el órgano responsable por la seguridad pública regional evitó dar detalles sobre el número de efectivos que comenzaron a patrullar las calles y tampoco explicó si se trataba de efectivos que estaban ya por fuera de los cuarteles cuando se inició hace una semana la huelga.
Jungmann, quien ayer encabezó una comitiva del gobierno federal que estuvo reunida con las autoridades regionales para hacer frente a la crisis de seguridad pública, situación que en una semana de huelga de los policías ha dejado 137 asesinatos, hizo un llamado para que los agentes volvieran a las calles.

 

 

Imprimir