Mirada suspendida, una escultura con la finura de una joya: Felguérez | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Mirada suspendida, una escultura con la finura de una joya: Felguérez

El artista mexicano exhibe en Zona Maco su obra de plata y nogal. El arte es comunicación y sólo cuando hay un espectador se da el fenómeno artístico, añade

Mirada suspendida, una escultura con la finura de una joya: Felguérez | La Crónica de Hoy

"El público en Zona Maco es multitudinario, me siento cerca de mi pieza, Mirada suspendida, pero no tan cerca que no impida que la gente la vea cuando pase. Observo que hay gente que se queda un minuto y gente que se queda 10, la pieza exige ser vista con cuidado y la feria tiene mucha gente lo cual es muy satisfactorio”, afirmó el artista Manuel Felguérez.

Para la elaboración de Mirada  suspendida, el pintor utilizó plata y nogal, pero el uso del metal le significó salir de su zona de confort: “No soy un escultor que se dedique a la plata, he hecho esculturas de gran dimensión ligadas al arte público, en este caso me cambian el juego. Se sabe que la plata es un metal un poco de elite, el cambio requirió hacer un cambio de dimensión hacia una pieza pequeña, pero que al mismo tiempo tuviera la monumentalidad de una gran pieza y la finura de una joya”.

Manuel Felguérez señaló que fue emocionante trabajar con la plata, material que resulta familiar por ser originario de Zacatecas. “Mi infancia tiene que ver con las minas y la producción del metal, la pieza se tuvo que hacer con mucha delicadeza”.

Mirada suspendida se presenta en Zona Maco, a través de “Mirror house”, espacio donde el taller Tane exhibe parte de las creaciones que conforman su Colección Arte Objeto, realizadas por artistas como Jan Hendrix, Pedro Leites, Juan Soriano, Xawery Wolski y Manuel Felguérez, por mencionar algunos.

Con respecto a su creación, Manuel Felguérez sostuvo que gran parte del trabajo del escultor no es un trabajo físico. “Somos un poco como los arquitectos. Si hago un trabajo en mármol, necesito un señor que trabaje el mármol, si hago un trabajo en fierro, necesito un herrero. Entonces, si trabajo la plata, necesito un orfebre, y Tane tiene un taller de orfebres con gran calidad”.

Manuel Felgueréz reconoció que desde el proceso de creación no tuvo cambios la pieza, sólo fue necesario revisar que los orfebres siguieran sus instrucciones. “Uno como inventor da la forma, tienes  que cuidar que la forma quede como imaginaste, por la tanto, con cierta periodicidad tuve que ir al taller para ver que las indicaciones que hice, correspondieran a la realidad y el deseo personal”.

En cuanto al recorrido que hizo por Zona Maco, el artista indicó que el arte es comunicación, “sólo cuando hay un espectador se da el fenómeno artístico, entonces es la posibilidad que me abre esta feria”.

El autor de Mirada suspendida comentó que con público o sin público, el artista o el creador quiere inventar algo nuevo, diferente y mejor: “Uno está en la lucha constante, pero el principal enemigo de uno, es uno mismo, pero en el sentido de hace la mejor pieza”.

Al término de su paso por una de las ferias de arte contemporáneo más grandes, Manuel Felguérez regresará a su estudio para trabajar en la pintura y también viajará al extranjero para conocer lo que presentan como tendencia:

“Si tiene éxito esta pieza, otra gente o compañía me pedirá que haga algo y lo haré, pero de momento no tengo ningún otro ofrecimiento. Siempre digo que cuando no tengo nada qué hacer, pinto, pero es tal mi atracción por la pintura que todo el tiempo lo hago”.

Imprimir