Nacional

EL CENIAQ ha realizado 800 cirugías a pacientes quemados

Se ha operado a pacientes que sufrieron un accidente con material altamente inflamable.

El Centro Nacional de Investigación y Atención al Paciente Quemado (CENIAQ) ha atendido a 800 pacientes y practicó el mismo número de cirugías a quienes sufrieron un accidente con material altamente inflamable, afirmó su subdirector, Mario Vélez Palafox.

Resaltó que se trata de un centro de referencia que se ubica en las instalaciones del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), debido a que el tratamiento que se requiere en 40 por ciento son intervenciones quirúrgicas y el 60 por ciento restante consta de rehabilitación.

Precisó que desde 2011 y con instalaciones de punta y personal de primer nivel, el CENIAQ atiende a pacientes de toda la república mexicana sin importar edad, género o condición social, al contar con instalaciones que permiten atender a quienes así lo requieren, debido a que cuenta con servicios de enfermería, nutrición, rehabilitación y cirugía plástica, así como terapia intensiva pediátrica y de adultos.

Además, cuenta con 26 camas censables que se pueden duplicar en caso de emergencia, laboratorio de infectología y de investigación, banco de piel, área de choque, terapia intensiva e intermedia y tres quirófanos.

El galeno resaltó que pese a las causas más frecuentes de quemaduras varían según la edad de los pacientes, un tercio de la población atendida, aunque en el CENIAQ también se han atendido pacientes por haber sufrido accidentes por alto voltaje, en tanto que en niños la principal causa de quemaduras es por contacto con líquidos calientes en el hogar. Por ello se debe evitar que se acerquen a la cocina, donde se presenta la mayoría de estas situaciones.

Recordó que la prevención es fundamental para reducir el número de personas afectadas por fuego, líquidos calientes y otros materiales altamente inflamables y, en caso de presenciar un evento de este tipo, el paciente debe acudir inmediatamente con un médico y evitar los remedios caseros.

Imprimir