Nacional

Inflación y aumento de tasas de interés pegarán a inversión y consumo: PRD

El PRD en el Senado advirtió que el aumento en la inflación y las tasas de interés que anunció el Banco de México impactará de manera muy negativa en la inversión y el consumo, lo que se traducirá en un débil crecimiento económico y mayores recortes al gasto.

El sol azteca a través de su vicecoordinadora, Dolores Padierna consideró “poco efectivas” las intervenciones del Banco de México, ya que ha dispuesto de alrededor de 20 mil millones de dólares de la reserva internacional y ha incrementado en cerca de 70% la tasa de interés objetivo, a pesar de lo cual el peso se ha devaluado en más de 20%.

De hecho alertó  que existe una gran incertidumbre económica pues se espera que aumente aún más la inflación, las tasas de interés y el tipo de cambio que se estima en 21.70 a finales de año.

“Existe una gran incertidumbre sobre el comportamiento futuro de la inflación. La encuesta de enero a los especialistas en economía del sector privado, que levanta el Banco de México, considera que la inflación durante 2017 será de 5.25%, mayor incluso a la de enero. También pronostican nuevos incrementos a la tasa de interés objetivo que pudiera llegar a 7%, lo que ocasionaría un crecimiento del PIB de sólo 1.5%. Por su parte ubican al tipo de cambio, al cierre del año en 21.70, es decir, prevén que la devaluación continúe”, advirtió

Ante estas estimaciones, la legisladora perredista insistió en que las medidas del Banco de México no serán efectivas para el control de la inflación y la devaluación. Sólo afectarán el crecimiento económico.

“Si a la posibilidad de menores ingresos se suma el aumento del costo financiero, derivado del incremento de las tasas de interés, la situación de las finanzas públicas se advierte muy complicada.  El anuncio de la inflación y el aumento de la tasa objetivo no son buenas noticias”, aseveró

Padierna  explicó  que las tasas de interés para los usuarios del crédito han mantenido incrementos en línea con la tasa objetivo del Banco de México.

Así, por ejemplo, la tasa activa que en promedio cobra la banca comercial, pasó de 7.65 a 9.86% entre diciembre de 2015 y diciembre de 2016, es decir un incremento de 2.2%, similar a lo que aumentó la tasa objetivo que pasó de 3.25 a 5.52%.

Por su parte, la tasa pasiva, que es la que los bancos pagan a sus ahorradores, sólo se incrementó 1.2%, al pasar de 2.79 a 4.02%. Por ello, el margen de los bancos (tasa activa menos tasa pasiva) ha aumentado, de los que se desprende que los únicos beneficiarios del aumento de las tasas de interés han sido los bancos y los perjudicados han sido los usuarios del crédito.

 

Imprimir