Mundo

Policías de Arizona se oponen a operativos migratorios

Foto: Especial

Los Departamentos de Policía de las principales ciudades de Arizona se opondrán a participar en los operativos de detención de inmigrantes indocumentados, pese a la nueva orden ejecutiva del presidente Donald Trump.

En un recuento hecho por el portal Arizona Capitol Times, los departamentos de Policía de Phoenix, Tucson y Nogales, así como los departamentos del sheriff de los condados de Yuma, Santa Cruz y Maricopa, informaron que sus agentes no se orientarán a detener indocumentados con faltas menores para ser remitidos a las autoridades de inmigración.

Mark Dannels, sheriff del condado de Cochise, en el sureste de Arizona, dijo que sus agentes no detendrán a las personas simplemente por ser residentes indocumentados, pero si cometen algún delito, entonces procederán a entregarlos a los funcionarios de inmigración.

Dannels dijo que el condado de Cochise persigue a todos los que violan la ley por igual. "No vamos a enfocarnos sólo a los indocumentados", afirmó Dannels. "Aquellos (que) quebrantan la ley estatal, los detendremos, ya sea que sean legales o estén ilegalmente aquí".

Alrededor del cinco por ciento de la población de Arizona, unas 325 mil personas, son inmigrantes indocumentados, según el Centro de Investigación Pew.

El Departamento de Policía de Phoenix dejó en claro que no se involucrará en la detención de inmigrantes.

"El Departamento de Policía de Phoenix no se enfoca en nadie solo por su condición migratoria y no participa en ningún operativo reciente involucrando inmigrantes indocumentados con delitos menores", dijo el sargento Jonathan Howard, del Departamento de Policía de Phoenix.

"Seguiremos reforzando las leyes estatales de Arizona, como el robo de identidad y el robo, pero no tenemos planes de implementar un escuadrón proactivo de inmigración".

También, el Departamento de Policía de la comunidad fronteriza de Nogales, aseguro que no participará en la priorización de inmigrantes indocumentados que han estado viviendo en Estados Unidos por años. “Nada cambiará aquí”, dijo la vocera de la policía de Nogales, Christina Bermúdez.

La oficina del sheriff del condado de Maricopa, conducida ahora por Paul Penzone, asumió una posición similar en un giro a esta corporación luego de años de organizar redadas para detener indocumentados bajo el anterior sheriff, Joe Arpaio.

Por su parte, el alcalde de Tucson,  Jonathan Rothschild, mencionó que aconsejará a los oficiales de policía de la ciudad que no detengan inmigrantes indocumentados, cuando estos hayan cometido faltas menores.

Funcionarios del Departamento del Sheriff del condado de Yuma, expresaron que nada cambiará en su condado, al sostener que ellos tampoco priorizarán a inmigrantes indocumentados con delitos menores.

También el sheriff del condado de Santa Cruz aseveró que se oponen a que sus agentes actúen como oficiales de inmigración.

"No he tenido ninguna orden oficial para empezar a hacer el trabajo de inmigración", dijo el sheriff del condado de Santa Cruz, Tony Estrada. "No somos oficiales de inmigración. No tenemos la autoridad. No me complace y espero que sea algo que no tengamos que hacer", indicó.

"No creo que el gobierno federal tenga el derecho, ni tampoco debería tener la autoridad de decirnos qué hacer con la inmigración", señaló Estrada.

havh

Imprimir