Peña en Huejutla: Tenemos un momento de gran desafío | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Peña en Huejutla: Tenemos un momento de gran desafío

Foto: Cuartoscuro

¡Ustedes tienen buena mano, porque me recibieron, me abrieron los brazos, me apoyaron!, les dijo el presidente Enrique Peña Nieto a los más de cinco mil asistentes a las instalaciones de la Feria Municipal de Huejutla.

Y no se refería al lunes​ 13 de febrero de este año, día en que fue a refrendar la decisión del gobierno federal de no limitar los apoyos a los programas sociales para beneficio de las comunidades más desposeídas. No. Se refería a esa ocasión de diciembre de 2011 cuando en esta misma comunidad de la huasteca hidalguense, el ahora presidente encabezó su primer evento de precampaña en pos de la candidatura priísta rumbo a la Presidencia de la República que obtuvo en 2012.

En este mismo municipio, otro priísta, pero de Sonora, Luis Donaldo Colosio, encabezó, un 10 de enero de 1994 su primer acto de campaña rumbo a la Presidencia de la República, misma que acabaría trágicamente el 23 de marzo de ese año.

Cuando llegó a las instalaciones de la Feria Municipal, el mandatario fue recibido por un grupo de mujeres con coloridos atuendos bordados por ellas mismas, quienes le obsequiaron collares elaborados con margaritas y flores de cempasúchil. Collares similares fueron entregados al gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, y a los titulares de Sedesol, Sagarpa, Salud así como a las hidalguenses Nuvia Mayorga y Paula Hernández, ésta última con mucha aceptación entre las habitantes de la huasteca.

“Yo no regresaba a Huejutla desde hace prácticamente cinco años. Para quienes tengan memoria, yo creo que se acuerdan, pero allá, en el 2011, finales del 2011, cuando era ya candidato, o precandidato formalmente, porque todavía no habían iniciado las campañas, pero sí ya la actividad política de los varios actores que estábamos por competir por la Presidencia de la República, el primer lugar que visité, la primera gira de trabajo que realicé en mi carácter de precandidato fue precisamente aquí, en Huejutla”, relató.

Al llegar, al presidente Peña Nieto le tomó 25 minutos saludar a las miles de mujeres que se acercaron a tomarse la selfie y la más osada a plantarle un beso a mitad de cara provocando la hilaridad de los asistentes. Y en total, al final el mandatario dedicó otros 35 minutos a despedirse del otro grupo de beneficiarios que estaban en otras gradas.

Para entonces, la solista que amenizó los minutos de espera con baladas y huapangos, Ariadna Contreras Flores, originaria de Huejutla y quien posee una academia de música que lleva su nombre, observaba desde un extremo de la carpa la evolución del diálogo interactivo que sostuvo el Jefe del Ejecutivo.

La intensidad de los 27 grados en Huejutla así como el recorrido por el graderío para saludar a los asistentes hizo que el mandatario tuviera un auténtico “baño de pueblo”, y él lo definió en éstas palabras: “Me dejaron, auténticamente pasé por un baño de vapor, un baño sauna, auténticamente bien sudado, como si hubiese ido al gimnasio”.

Y agregó: “Pero no es más que calor humano, calor de este que alimenta realmente el alma y el corazón, y que estimula a uno, precisamente, para seguir cumpliendo con su responsabilidad”.

En el curso del denominado Diálogo Interactivo, se escucharon varios testimonios de los beneficiarios de los programas sociales Prospera, Proyectos Productivos, Becas y Comedores Comunitarios de la región y como moderador de este ejercicio fungió el titular de Sedesol, quien, micrófono en mano, recorrió el cuadrilátero en busca de los testimoniales.

En el primer evento público en Hidalgo en el cual coinciden el presidente Peña Nieto y el gobernador Omar Fayad, éste expuso el triste panorama de la huasteca hidalguense: “tenemos comunidades que viven en pobreza alimentaria; hay carencias en materia educativa; no todas las comunidades indígenas cuentan con todos los servicios de salud y de la seguridad social que quisiéramos; hay una gran carencia en materia de vivienda”.

A ello, en su discurso el mandatario le enmendó la plana: “Sí vivimos un momento de desafío económico, pero no tenemos una crisis económica, señor Gobernador. Tenemos un momento de gran desafío”.

Imprimir