Estados

Procurador de NL tenía a tres parientes en la nómina estatal

El gobierno de Nuevo León dio de baja al papá, a un hermano y al novio de la hija del procurador estatal, Roberto Flores, quienes estaban como empleados en la administración de Jaime Rodríguez.

De acuerdo a Manuel González Flores, secretario general de Gobierno, y al secretario de Administración, Enrique Torres, los tres fueron dados de baja del gobierno neolonés, aunque el papá y el yerno presentaron la renuncia para no afectar la imagen del procurador, dijo el secretario de Gobierno.

El funcionario gubernamental descartó que haya una sanción para ellos o para el procurador pues afirmó que ninguno tendría el grado de parentesco que marca la ley para sanción y tampoco se infringe la ley.

Aunque no se dieron a conocer cifras, se sabe extraoficialmente que Roberto Augusto Flores Garza, padre del procurador cobraba 45 mil 411 pesos mensuales en la dirección de Infraestructura y Equipamiento de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado donde era jefe de departamento.

Augusto César Flores, hermano del procurador que trabajaba en la secretaría de Seguridad fue dado de baja también.

Aunque se especuló que cobraba como analista 15 mil 390 pesos mensuales Roberto Flores, hijo del procurador, el secretario de Gobierno asegura que su trabajo era meritorio y no recibía percepción alguna.

Jesús Enrique Gómez Flores, novio de la hija del procurador tenía un sueldo de 44 mil 398 pesos por mes como coordinador de Evidencias en la Dirección de Bienes Asegurados, Recuperados e Instrumentos del Delito de la procuraduría de Justicia.

Con las renuncias se llega al fin del caso y la próxima semana se darán resultados de una investigación que se realiza  en las dependencias para ver si hay algún asunto irregular, explicó González Flores.

Imprimir