“Más inversión en ciencia y cooperación sin muros, así avanzará la humanidad”: Yair Piña | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

“Más inversión en ciencia y cooperación sin muros, así avanzará la humanidad”: Yair Piña

Yair entonando el Goya universitario en su presentación en Ciudad Universitaria.

Más de medio centenar de reporteros, fotógrafos y camarógrafos esperaban a Yair. En la sala de conferencias de la rectoría universitaria, todos se encontraban expectantes e impacientes, el estudiante de la Facultad de Ciencias, quien el lunes fue #trendingtopic en Twitter, llevaba casi media hora de retraso.

Ante el anuncio de la demora por parte del personal de Comunicación de la UNAM, se escuchó “que se apure o también va a llegar tarde a Marte”.

Yair Piña López participará en los próximos meses en una misión análoga a Marte, que llevará a cabo The Mars Society, y no la NASA, como se había mal comunicado o malentendido en las redes sociales. Por otra parte, el joven sí es estudiante del programa International Space Education Board de la agencia espacial desde el año pasado.

En algunos medios impresos se pudo leer “Con apenas 20 años, Yair Piña fue elegido por la NASA para formar parte de la historia al formar parte de la tripulación 180 que irá a Marte; alista su viaje desde el desierto de Utah (sic)”.

Ese “teléfono descompuesto” también generó la idea errónea de que Yair viajará a Marte y aunque no es una probabilidad descartada, aún pasarán unos años antes de decidir qué tripulación realizará ese viaje sin retorno en 2023.

Los reporteros, fotógrafos y camarógrafos están impacientes, muchas veces tienen la creencia de que nadie los debe hacer esperar o simplemente tienen otras coberturas que hacer en su trabajo. No obstante, el astronauta análogo los tendría comiendo de su mano en unos minutos más.

Inicia la conferencia. Yair explica cuál será su misión en el desierto de Utah, EU, donde se llevará a cabo el experimento del 23 de abril al 14 de mayo. Su participación, que formará parte de una “tripulación” latinoamericana, consistirá en hacer mediciones de radiación, su tema de investigación en la Facultad de Ciencias y el Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM. El experimento fue del interés de The Mars Society por las implicaciones que tendrá en futuras misiones, por lo que Yair fue seleccionado. El universitario refiere que uno de los mayores retos de los astronautas en Marte será protegerlos de la radiación, ya que, debido a que la atmósfera del planeta es más delgada que la terrestre, la exposición a ésta es mucho mayor.

También llevarán a cabo caminatas espaciales en el desierto, emplearán vehículos y trajes especiales para hacer los experimentos de simulación. “Será una misión dura, que propiciará un desgaste físico y psicológico”. Pero todo tendrá su recompensa, principalmente porque los trabajos de investigación de Yair contribuirán a hacer más segura la estancia de los futuros colonizadores terrestres, “los primeros marcianos”, como dijo Arthur C. Clark décadas atrás.

LLAMADO. La exposición de Yair es breve y concisa, de cerca de 10 minutos. Además de explicar detalles de sus experimentos y del simbolismo de esta aventura marciana, hace referencia también a la importancia de la ciencia para el país, principalmente por el momento que atraviesa en la actualidad.

Los jóvenes en México, dijo, necesitan opciones y una de ellas es la ciencia, por eso “necesitamos que líderes políticos y financieros inviertan más en ésta, así como en educación, tecnología e innovación. De esta forma alcanzaremos el México que deseamos”.

El estudiante de la Facultad de Ciencias puntualizó además que la ciencia “no es cuestión de un país, sino de toda la humanidad, por lo que en el contexto actual que se vive no necesita muros, sino puentes para su desarrollo”.

Se lleva a cabo la ronda de preguntas y respuestas, muchas de ellas redundantes, algunas otras indiscretas, acaso alguna interesante. El joven universitario contesta con cortesía y de forma muy concisa, incluso aquellas que se repiten. Despacha todas en siete minutos, al parecer no hay más.

Todos los reporteros están ávidos de más, exigen entrevistas uno a uno con el universitario, en busca de más respuestas breves y cordiales. Antes de ello, los fotógrafos demandan una sesión de fotos en el exterior; personal de comunicación social indica al joven dónde será ésta: el área de “las islas” donde se encuentran las letras “hecho en CU”. Comienza el rafageo y las órdenes: “Yair, volteando aquí”, “ahora acá”; “Yair salta”, “agáchate, mira a mi lente”, “siéntate”, “échate un Goya”… “¡échate otro!”. El joven pone orden y con educación pide a los profesionales de la lente paciencia y que eviten ordenarle. Así sucede.

Yair regresa al basamento de rectoría, todos van detrás de él; los estudiantes que se encuentran cerca y no lo conocen parecen intrigados. El joven se ha convertido en una estrella, y aunque no viajará a Marte, al menos no próximamente, se ha convertido en un trending topic moral (a diferencia de “ladys” y “lords”), alguien que no abandera un nacionalismo pueril como en el que se cae estos días, si acaso uno que porta la ciencia y la educación.

Imprimir