Nacional

Ríos Piter también se va del PRD; “dejó de ser opción”

Armando Ríos Piter, Patricio Martínez y José Ascencio Orihuela, en la sesión de la Cámara de Senadores.

Sigue la sangría en el PRD y después de  10 años de militancia, el  senador Armando Ríos Piter oficializó su salida del sol azteca al acusar que se ha pervertido la manera de hacer política en ese partido.

Expuso que deja con “tristeza” las filas del sol azteca porque ese partido dejó de ser una opción viable y de representación para los ciudadanos, por lo cual anunció la creación de su movimiento Jaguar, que es un colectivo ciudadano en contra de los partidos políticos.

“Nuestra renuncia  no es solamente a un partido. Estamos diciendo basta a todo un sistema que ya sólo produce ruido y confrontación y que nada tiene que ver con lo que las personas necesitan”, estableció el senador.

Aseveró que su voluntad es quedarse en la bancada del PRD y seguir trabajando en su representación; no obstante señaló que será la mayoría del grupo parlamentario, quien decida si debe permanecer en ella o salirse y dejar con ello posiciones importantes en el Senado.

Sobre las cuotas que debe al PRD reconoció que debe, pero no tiene para pagar, por lo que buscará un plan de pagos chiquitos.

Ríos Piter se suma a las renuncias de Zoé Robledo, Alejandro Encinas, Mario Delgado Carrillo y Rabindranath Salazar Solorio. Sofío Ramírez también renunció pero él  se  pasó al PRI.

Originalmente la  bancada que encabeza, Miguel Barbosa, tenía 22 perredistas, pero ahora con las renuncias y licencias de algunos como Alejandra Barrales, esta fracción parlamentaria tiene apenas  13 perredistas. Los demás son independientes o se asumen como integrantes de Morena.

El senador guerrerense aseveró que su proyecto ciudadano busca evitar la fragmentación y contrario a ello se pueda convertir en una alternativa frente a lo que ofrecen los partidos políticos.

 “Hay que ir en contra del sistema que utiliza las carretadas de dinero para acceder al poder”, señaló el hoy senador independiente.

Detalló que la  esencia de este movimiento al convocó  descansa sobre tres pilares: primero el gasto mínimo de dinero, es inmoral el modelo actual de financiamiento a partidos. Los partidos políticos son negocios grupales disfrazados y subsidiados por el esfuerzo de los mexicanos”, acusó

El segundo pilar, dijo, es el espíritu colectivo. “No nos interesan los demagogos, ni los líderes mesiánicos, de pensamiento único, que prometen resolverlo todo a través de su sola figura.

El tercer pilar –agregó-es la acción disruptiva, tenemos que emprender acciones nuevas pensadas fuera de caja hay que aspirar a lo imposible.

 

 

Imprimir