Cáncer infantil, curable cuando se diagnostica a tiempo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Cáncer infantil, curable cuando se diagnostica a tiempo

En México es la segunda causa de mortalidad en niños.

Detección a tiempo puede evitar defunciones

La leucemia y los linfomas son los tipos de cáncer que más afectan a niños y adolescentes

El cáncer infantil no entiende de fronteras ni edades, sexo o condición socioeconómica afecta por igual a niños y jóvenes tanto en países desarrollados como sub- desarrollados.

El 15 de febrero es un día para sensibilizar y crear estrategias que permitan brindar una mejor atención y calidad de vida a los menores de 18 años que lo padecen.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que esta enfermedad es causante del 13% de todas las muertes a nivel mundial y que cada año se presentan 160 mil casos nuevos. En México es la segunda causa de mortalidad en niños.

En México se estima que existen anualmente entre 5,000 y 6,000 casos nuevos de cáncer en menores de 18 años. Entre los que destacan principalmente las leucemias, que representan el 52% del total de los casos; linfomas el 10% y los tumores del sistema nervioso central el 10%. La sobrevida estimada en México es del 56% del diagnóstico (INEGI 2015).

Actualmente México cuenta con 54 Unidades Médicas Acreditadas (UMA) para la atención de pacientes menores de 18 años con cáncer. Estas UMA se encuentran clasificadas de acuerdo al número de acreditaciones de la siguiente manera:

¿Qué es el cáncer infantil?

Con más de 100 tipos diferentes, es un padecimiento que se origina cuando algunas células anormales crecen sin control y forman tumores. Cuando éstas entran en el torrente sanguíneo, algunas veces adquieren la capacidad de invadir otras partes del cuerpo, proceso llamado metástasis.

En la infancia los cánceres más comunes son: leucemia (en la sangre), cerebrales y linfomas (en los ganglios linfáticos).

Hasta ahora se desconoce qué lo ocasiona, aunque se relaciona con una predisposición genética, y factores de riesgo como la  xposición a radiación, contacto con sustancias químicas tóxicas, sobrepeso, obesidad y dieta rica en sales y grasas.

Los síntomas varían de acuerdo a su ubicación y el daño provocado. En ocasiones sólo se manifiesta cuando está en un nivel avanzado, pero sus principales señales pueden ser:

  • Pérdida peso sin explicación alguna.
  • Dolor general y recurrente
  • Palidez y cansancio
  • Falta de apetito
  • Aparición de moretones
  • Fiebre sin razón aparente

Tratamiento

Uno de los principales problemas es que cuando se detecta en muchos casos ya es demasiado tarde, por lo que se recomienda tener un control adecuado de la salud de los menores.

Cuando el cáncer aún no se ha propagado se puede realizar una cirugía para remover el tumor. También se aplican sesiones de radiación y quimioterapia para evitar que vuelva a desarrollarse.

En el caso de que se haya diseminado a otros órganos, o encuentre en un estado muy avanzado, desafortunadamente la única solución es paliativa, es decir se controla el dolor y las complicaciones, pero en estado muy avanzado el cáncer infantil ya que no es curable. 

Imprimir