Sarcopenia afecta masa muscular en adultos mayores | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Sarcopenia afecta masa muscular en adultos mayores

Nutrición muscular retrasa Sarcopenia que afecta a casi 12 millones de mexicanos

La pérdida de masa muscular ocasiona pérdida de fuerza

A medida que pasan los años se hace más evidente una condición que, tarde o temprano, afectará a todos los adultos mayores. Se trata de la sarcopenia, o pérdida de masa múscular, un problema asociado al envejecimiento del tejido muscular, pero que se puede acelerar por el sedentarimo, la inmovilidad o tras un período de hospitalización.

En México existen casi 12 millones de personas que padecen  sarcopenia y no lo saben; con una prevalencia de 48.5% en mujeres y 27.4% en hombres. Esta enfermedad causa la reducción progresiva de la masa muscular y está asociada a discapacidad física, calidad de vida deficiente e incluso, mortalidad. Especialistas señalan que el inicio de la sarcopenia puede posponerse con actividad física y ahora, gracias a la innovación, con la nutrición muscular a través de suplementos proteínicos para aumentar la masa magra y la fuerza.

En conferencia de prensa, el doctor Alfonso J. Cruz Jentoft, Director de las unidades de Geriatría del Hospital Ramón y Cajal y de la Clínica Ruber de Madrid, explicó que a partir de los 40 años se pierde casi la mitad de la masa muscular. “Este proceso se encuentra directamente relacionado con la edad, es frecuente y conlleva costes personales y económicos importantes.

Provoca la reducción del tejido muscular; pérdida de la fuerza y desempeño y la sustitución de las fibras musculares por tejido graso.  Puede provocar trastornos en la movilidad, mayor riesgo de caídas y fracturas, deterioro de la capacidad de realizar actividades cotidianas, discapacidad, pérdida de la independencia y mayor riesgo de muerte”.

Por su parte, el doctor Clemente Zúñiga Gil, académico de la Universidad Autónoma de Baja California, señaló que la sarcopenia, o pérdida de la masa muscular, es común entre los adultos. Se caracteriza por la pérdida gradual y generalizada de músculo, una disminución de fuerza que provoca una función muscular deficiente. Entre los factores que contribuyen a su desarrollo se encuentran la edad, una nutrición inadecuada, un estilo de vida sedentario, la inmovilidad y las enfermedades crónicas. “Hoy en día tenemos cerca de 12 millones de mexicanos tienen el padecimiento y no lo saben1, señaló el doctor Zúñiga Gil.

De acuerdo a algunos consensos, en 2050, cada 4 personas en cada 10 tendrán más de 50 años en la América Latina. Mientras cifras y estudios publicados en recientes años, señalan que México atraviesa por una transición demográfica de gran importancia, si se considera el rango de 15 a 64 años como la edad laboral de todo individuo, de acuerdo con datos de CONAPO (2012), en 2010, este grupo de edad registró una población cercana a los 73 millones de personas y, se proyecta que en 2050 serán 95 millones. En tanto que la población de 65 años y más, en este mismo periodo, pasará de 7 a 24 millones de habitantes.

Tratamientos innovadores para aumentar la masa muscular o magra y reducir el tejido graso

El doctor Hans-Christoph Kneféli, Gerente Senior de Asuntos Médicos del Instituto de Investigación del Colágeno de Kiel, Alemania, señaló que “los tratamientos actuales se enfocan mucho en el fortalecimiento del hueso, pero dejan de lado al músculo.  Por ello gracias a la innovación se ha logrado que la nutrición muscular con péptidos de colágeno bioactivo en combinación con entrenamiento de resistencia, mejore la composición corporal e incremente el músculo libre de grasa y la fuerza en personas que padecen sarcopenia, debido a que representa entre 25 y 30% del contenido total de proteínas en el cuerpo humano”.

“Los péptidos de colágeno, de acuerdo a estudios realizados, se absorben rápidamente por el organismo porque contiene altas cantidades de arginina y glicina, ambas sustancias importantes para la síntesis de creatina en el cuerpo, músculos y las articulaciones, como Gelicart® Action, que, en un periodo de tres meses asociado a un programa de ejercicios de resistencia, aumenta 50% de masa magra y reduce 50% del tejido graso del organismo.  Este beneficio se ha reportado en adultos mayores con movilidad limitada,  deportistas con alto rendimiento y en personas con indicación pre y post cirugía”.

Por último, el doctor Manuel Lavariega, Gerente Médico del Área de Consumo de Sanofi, destacó el compromiso de Sanofi para hacer frente a los desafíos del crecimiento poblacional, “somos una empresa de ciencias de la vida, que redefine lo posible y convierte la innovación en soluciones para mejorar la calidad de vida del paciente. Por ello creemos que se logrará parte de este objetivo con esta nueva opción de tecnología avanzada en nutrición de músculos y articulaciones”.

¿Qué hacer para ayudar a evitar la pérdida muscular además de tomar el suplemento alimenticio mencionado?

Realizar ejercicios al menos tres veces por semana, puede ayudar a controlar la pérdida de masa muscular y fuerza. Con algunos implementos sencillos, como mancuernas y bandas de resistencia, en el hogar se puede realizar un programa físico para  fortalecer la musculatura que se utiliza para caminar y moverse con autonomía.

Cuádriceps: Sentarse con los pies colgando. Estirar lentamente una pierna hasta enderezarla totalmente. Repetir 20 veces con la derecha y alternar con la izquierda e 4 ciclos, considerando  un descanso. Después de dos semanas de hacer este ejercicio se puede agregar en los tobillos un peso de ½ kilo.

Bíceps: Sentarse con las piernas juntas y estirar los brazos hacia los lados totalmente, levantando mancuernas de medio kilo. Repetir 30 veces en 5 ciclos. Después de dos semanas, aumentar el peso a 1 kilo.

Piernas y Brazos: Con las piernas juntas, levantar hacia delante el brazo estirando una banda de resistencia hasta llegar a la altura de los hombros. Repetir 10 veces con cada brazo en 10 ciclos.

Brazos, hombro y pecho: A unos 30 centímetros de la pared, poner las palmas contra la superficie para realizar flexiones de brazo hasta estirarlos totalmente. Realizar 5 flexiones con descanso.

Repetir estas rutinas a lo menos tres a cuatro veces por semana, finalizando con un pequeño reposo. Interrumpir el ejercicio si surge algún dolor y consultar al médico si la molestia se prolonga por más de dos días.

Imprimir