Mundo

Trump se desmarca del apoyo de EU a dos Estados en Oriente Medio

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se desmarcó ayer de una política que han mantenido sus tres predecesores al poner en duda que la paz en Oriente Próximo deba pasar, necesariamente, por la creación de un Estado palestino.

Tras reunirse en la Casa Blanca con un claramente satisfecho primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, Trump declaró que, además de la solución de dos Estado, está valorando la de “un Estado”.

“Me gustará la que le guste a las dos partes. Puedo vivir con cualquiera de las dos” salidas, aseguró. Unas horas antes, un funcionario de la Casa Blanca consideró que, si la solución de dos Estados “no lleva a la paz”, “tal vez habrá que desecharlo”.

De esta manera, el nuevo mandatario estadunidense rompe con el compromiso de EU desde hace 20 años de mediar ante Israel para que se retire de los territorios ocupados y haga viable un Estado palestino.

El primer presidente estadunidense en apoyar la solución de dos Estados fue el demócrata Bill Clinton antes de dejar el poder en 2001, y su sucesor, el republicano George W. Bush, convirtió oficialmente ese objetivo en parte de la política del país, algo que Barack Obama continuó a lo largo de sus dos mandatos.

“Flexibilidad”. En un intento de evitar las iras palestinas, Trump no prometió, como hizo en campaña, que iba a trasladar la embajada de EU a Jerusalén, algo que ahora reconoce que “no es fácil” porque los palestinos también reclaman esa ciudad como la capital de su futuro Estado. Eso sí, admitió que “le encantaría” que la sede diplomática se trasladase allí desde Tel Aviv, algo que, dijo, está examinando esa cuestión “con gran cuidado”.

Asimismo, dijo que serán las partes las que deben negociar directamente ese acuerdo.

“Estaremos a su lado. Trabajaremos con ellos. Como en cualquier negociación exitosa, las dos partes deberán hacer concesiones. ¿Lo sabe, verdad?”, dijo Trump mirando a Netanyahu.

El mandatario opinó que, para el éxito de la negociación, los israelíes tendrán que mostrar “cierta flexibilidad”, mientras que los palestinos deben “deshacerse del odio” que, a su juicio, les enseñan a tener “desde pequeños”.

En respuesta, Netanyahu se mostró dispuesto a negociar, pero advirtió que “si alguien cree que yo, primer ministro de Israel, responsable de la seguridad de mi país, me adentraría a ciegas en un Estado palestino terrorista que busca la destrucción de mi país, están profundamente equivocados”.

Reacción palestina. El presidente palestino, Mahmud Abás, reafirmó su compromiso con la solución de los dos estados, pero dijo “estar listo” para “trabajar por la paz” con EU.

El grupo islamista Hamás rechazó desde Gaza las palabras de Trump, pero no le causaron asombro, ya que “ningún gobierno de EU ha actuado de manera seria para dar al pueblo palestino sus derechos”.

Netanyahu debe frenar “un poco” la expansión de asentamientos

El mandatario republicano abordó ayer tímidamente la crisis de los asentamientos judíos en los territorios ocupados en Cisjordania y Jerusalén oriental, que hacen muy difícil la viabilidad de un Estado palestino.

“Me gustaría que se contuvieran con los asentamientos un poco”, dijo Trump en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro Benjamin Netanyahu, al tiempo que aseguró que está abierto a negociar ese asunto, que ha sido durante años uno de los mayores obstáculos a la paz entre palestinos e israelíes.

Por su parte, Netanyahu, que dijo de Trump que es “el mejor amigo de los judíos y del Estado de Israel”, replicó que no considera que los asentamientos sean “el núcleo del conflicto”.

Curiosamente, la rueda de prensa entre Trump y Netayanhu se realizó al comienzo de la visita del premier israelí, y no al final de las reuniones como es habitual. Tampoco es habitual la presencia de la nueva primera dama en la Casa Blanca, Melania Trump, aunque en esta ocasión la mandó llamar Trump desde Nueva York (lo que no hizo con otros líderes como el canadiense Justin Trudeau o el japonés Shinzo Abe) para remarcar la alianza de EU con Israel.

Imprimir