Academia

“Inventar TV a color demostró que México puede cambiar al mundo”: Salvador Meneses

Guillermo González Camarena inventó la TV a color un año después de egresar del IPN.

Ningún invento tecnológico mexicano ha transformado tanto al mundo como la televisión a color. Este viernes 17 de febrero, cuando se cumplan 100 años del nacimiento del ingeniero Guillermo González Camarena, creador de la televisión cromática, será una gran oportunidad para recordar que México sí es capaz de desarrollar su propia tecnología, dejar de depender de otros países e incluso rebasarlos. Saber que se tiene esa capacidad es muy importante en coyunturas como la que hoy vive el país, acosado por el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Así reflexiona el doctor Salvador Ricardo Meneses González, actual Jefe de Departamento de Ingeniería en Telecomunicaciones y Electrónica en la escuela donde se educó el ingeniero Guillermo González Camarena: la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), del Instituto Politécnico Nacional (IPN), de la cual egresó en 1939.

“Definitivamente sería un privilegio poder platicar con un colega de tan grande calidad”, indica el hombre que actualmente coordina a 420 profesores que trabajan para formar a casi 5 mil jóvenes politécnicos que desean ser expertos en telecomunicaciones y electrónica, en la ESIME.  “No sólo fue un gran ingeniero, sino una persona con profundo sentido social y también un emprendedor”.

TRES COLORES. La televisión en blanco y negro fue creada en 1925, por John Logie Baird. Ese sistema tenía tres componentes centrales: un tubo de rayos catódicos que fue conocido como cinescopio; una pantalla grande llena de fósforo y un haz de electrones que iluminaba a ese fósforo y generaba imágenes fijas que, al ser borradas por una señal y sustituidas por otra imagen en secuencia, generaba la impresión de movimiento que percibe el ojo humano.

En 1940, el joven inventor mexicano, que tenía apenas un año de haber egresado del Politécnico resolvió un acertijo, cómo usar los mismos principios del inventor escocés para generar imágenes en color.

“La genialidad de González Camarena radica en que él resolvió cómo generar en la pantalla todos los colores a partir de la combinación de tres colores básicos, que son el rojo, el verde y el azul. Él utilizó tres cañones que emitían los colores básicos y que podían hacer combinaciones. Dependiendo de la magnitud y de la fase que emitía cada cañón se podían lograr todos los colores, por ejemplo, la combinación entre el rojo y azul nos daría el magenta o al combinar el rojo y el verde, nos puede dar el amarillo u otras tonalidades se generan con otras combinaciones”, indicó el doctor Meneses González.

Ésa fue una parte de sus aportaciones, pero después tuvo que resolver con matemáticas e ingeniería cómo transmitir a distancia la señal de video para encender y modular a distancia la triple señal emitida por los cañones de tres colores. Él tuvo que resolver cómo ocupar el menor ancho de banda posible para contener la máxima cantidad de información de formas y colores. Esa solución fue su Sistema Tricomático Secuencial de Campos (STSC), patentado en México y Estados Unidos. Posteriormente, en 1960 creó otro sistema bicolor simplificado. Y después de él vendrían variantes inventadas en Estados Unidos, Japón y Europa.

“Resolver el problema de la transmisión de la señal a color era algo muy importante para González Camarena porque una de sus ambiciones era que la televisión fuera popular y accesible a toda la población”, dijo a Crónica el profesor politécnico.

TECNOLOGÍA Y SOCIEDAD. Aunque la tecnología ha avanzado mucho desde que González Camarena, nacido en Guadalajara, creó el Sistema STSC. Su impacto en la adopción de la televisión en todos los países se puede rastrear con claridad.

En el año 2016 se calculaba que en todo el planeta había mil 590 millones de hogares con televisión y aunque algunos ya estaban en transición a nuevas tecnologías digitales la mayor proporción corresponde a la televisión tradicional, de acuerdo con el portal de estadísticas europeo Statia.com, que reúne 18 mil fuentes de información. Asimismo, en México, la encuesta sobre Penetración de la Televisión Abierta en los Hogares (Enpetah 2012) informó que poco más de 94% de los hogares en México tiene televisión, principalmente a color.

“Es un orgullo para los mexicanos y para los politécnicos. Cursó primero en la Vocacional 1, en la Colonia Morelos, y entró después a la ESIME donde se volvió ingeniero y precisamente es un ejemplo de lo que es el ingenio: la capacidad de observar a la naturaleza y sacar lo mejor de ella para transformar esas bondades en algo útil para la sociedad”, dice el Doctor Salvador Ricardo Meneses.

Uno de los primeros canales de televisión que hubo en México fue una concesión que se otorgó al ingeniero González Camarena: el Canal 5, cuyas siglas XHGC, también hacen referencia a González Camarena. Algo que pocos saben es que ese canal, desde su origen, tuvo programación para niños porque esa era la intensión del inventor mexicano: dar a los niños algún entretenimiento sano durante las tardes, después de que llegaban de la escuela.

“De hecho el primer programa del Canal 5 se llamaba El Paraíso infantil. Pero además hay que decir que junto con el ingeniero Emilio Azcárraga Vidaurreta (abuelo del actual dueño de Televisa, Emilio Azcárraga Jean), empezaron a fabricar las primeras televisoras a color Magestic. Eran unos muebles grandes porque el tubo de rayos catódicos eran muy anchos y usaban bulbos. Pero fueron ejemplo de empresarios mexicanos que invirtieron en tecnología y todo lo fabricaban aquí”, agrega Meneses González.

Cuando se encontraba en plenitud de facultades y con muchos planes, Guillermo González Camarena falleció en un accidente automovilístico, el 18 de abril de 1965, mientras regresaba de un viaje de trabajo para instalar una repetidora que llevar hasta Veracruz la señal de televisión a color.

“Guillermo González Camarena no sólo fue un mexicano que impactó al mundo. Fue un hombre brillante, un hombre de su tiempo que dejó un ejemplo y una semilla que los demás mexicanos podemos cosechar”, concluyó.

Imprimir