Deportes

Falta de planeación causa crisis en la Liga MX

El dilema podría resolverse de una manera más sencilla. La Liga MX ha puesto contra la pared a sus principales activos, los equipos de la Primera División, al no presentar una adecuada planeación de sus temporadas y su año futbolístico en lo general, dejando sin protección a sus mejores clubes, al menos, en esta campaña, los que disputaron las semifinales de la temporada anterior.

La indecisión de no mover su calendario interno de temporada regular, con la argumentación de que se pierden ingresos, provoca, como es bien sabido que los dos finalistas del torneo anterior, Tigres y América, enfrenten un presente complicado por la falta de descanso y sincronización de la actividad física de sus jugadores.

JUGANDO MENOS MAL. A pesar de lo que se diga en diferentes medios de comunicación sobre el accionar del América, casi todo el mundo olvida que no sólo fue el fin de año intenso en actividad lo que tuvo el club capitalino, sino por supuesto, los viajes y la premura para regresar a México tras el Mundial de Clubes.

Las Águilas pudieron evitar la actividad de la primera jornada ante Jaguares, que a pesar de la posición, terminó siendo una derrota para el cuadro de Ricardo La Volpe, cuya actitud pasiva, conciliadora y abierta de su llegada al América hace cinco meses, contrasta con los discursos poco claros con los que trata de defender su proceso.

Se trata pues, de un proceso al que muchos ya no sólo objetan, sino que critican abiertamente, restándole el mérito de ser subcampeón, algo que a todas luces no hubiera sucedido si Nacho Ambriz se hubiera mantenido en el banquillo, y  cuando apenas se han disputado seis fechas del torneo, ya parece haber sentencia de muerte para Ricardo, quien con base en la critica desenfrenada a su trabajo, se defiende argumentando lo mejor que puede, algo de eso, que está invicto en el Azteca, cuando el técnico que lo precedió había perdido ya la autoridad como local en el Coloso de Santa Ursula.

El América presenta a una de las peores defensivas de la Liga, aunque de los ocho goles que ha aceptado, cuatro fueron de Tigres en un solo partido, y tras ello, ha dejado en blanco a sus siguientes tres rivales, con sendas victorias ante Morelia y Veracruz y el criticado empate sin goles ante Puebla.

En el comparativo sobre como se desempeñan las Águilas, el principal señalamiento es que, al menos, viendo como juega el campeón Tigres, el América lo hace “menos mal”, aunque eso no deje satisfechos a los críticos que piden la cabeza de La Volpe, como si en una sola tercera parte de la temporada, ya se le hubiera ido a los capitalinos “algo” importante.

DESDENTADOS… El caso de Tigres, que es mas grave, es sin embargo obviado por una parte importante de la crítica, por tratarse de un equipo menos mediático, a pesar de que según el portal de internet alemán, Transfermakt, posee la plantilla más cara del futbol mexicano, con un valor de referencia de más de 60 millones de dólares.

 Es el campeón, pero además del día en que salieron inspirados y le repitieron la dosis a las Águilas, haciéndole cuatro goles, Tigres no le ha hecho un solo gol a sus otros cinco rivales del torneo. ¿Grave? Muy grave…

La reciente incorporación de Eduardo Vargas, bicampeón de la Copa América con la Selección Chilena, parece no haber cambiado el estatus del cuadro regiomontano, que contando con André Pierre Gignac, el jugador más caro de México, Ismael Sosa, Guido Pizarro, Jürgen Damm, Jesus Dueñas, Hugo Ayala, Javier Aquino (ahora lesionado), Lucas Zelarayán, y en general una nómina ofensiva verdaderamente envidiable, no sólo no juegan en conjunto, sino que en lo individual parecen haberse apagado. El equipo de Ricardo Ferretti en suma, no juega a nada y se nota.

Tigres fue la víctima de que el América fuera al Mundial de Clubes y aunque se coronaron finalmente, haberse tomado 18 días sabáticos entre la semifinal y la final, rompió el proceso de la pretendida pretemporada y sus jugadores siguen luciendo cansados y fuera de ritmo, aún cuando en el partido ante Santos ocupó un cuadro alternativo.

A diferencia del América, que tras la derrota ante los norteños no ha perdido, los Tigres desde ese triunfo, no han vuelto a ganar y suman tres derrotas consecutivas.

SIN GARRA… El León vivió su cambio de ritmo y de rutina en la fecha ocho del torneo anterior, cuando salió Luis Fernando Tena y los Panzas Verdes eran el peor equipo de la campaña con una victoria, un empate y cinco derrotas. Javier Torrente, proveniente del Once Caldas de Colombia llegó a revolucionar al León, y ligó 10 jornadas sin conocer la derrota, con seis victorias y cuatro empates, y se metió a la Liguilla en el octavo sitio, donde con gran autoridad eliminó al superlíder Tijuana, goleándolo 3-0 en la ida y cayendo 3-2 en la vuelta.

Pero parece que esos fueron los días de gloria, el cuadro guanajuatense no levanta esta temporada, y en su medida, también se ha especulado la salida de Torrente tras una sola victoria y un empate esta campaña, y una racha de cuatro partidos sin victoria, incluyendo derrotas ante Pumas, Tijuana y Querétaro. León, como América y Necaxa, también disputa la Copa MX, donde eso sí, suma tres victorias, todas por goleada, dos ante Zacatepec y una ante el Morelia. Seguro que Torrente cambiaría esas victorias por más puntos en la Liga.

EN EL SUBE Y BAJA… El sorprendente Necaxa, que se metió a la Liguilla en el séptimo lugar de la tabla general la campaña pasada y que se dio el lujo de eliminar al que era vigente campeón, el Pachuca en la ronda de cuartos de final antes de caer con el América en las semifinales, parece haber perdido la brújula.

Los 26 puntos logrados por los Rayos en la temporada pasada, los mantienen a flote en el asunto del no descenso, pero esta campaña, con dos victorias y un empate a cambio de tres derrotas, sólo suma siete puntos que le alcanzan apenas para estar en el sitio 13 de la tabla general, precisamente atrás del América.

Alfonso Sosa, técnico del cuadro hidrocálido no le han acabado de cuajar las incorporaciones a un equipo que tiene, como la mayoría de los equipos de la Liga, mayoría de jugadores no nacidos en México. En la Copa las cosas le pintaban bien hasta anoche que jugó con Jaguares, y aunque está viendo de lejos el asunto del descenso, tampoco es el equipo que en las últimas once fechas del torneo anterior sumó 10 partidos sin derrota, seis victorias incluidas.

Todo indica que la planeación equivocada de la Liga es la causa principal de que sus principales cuatro protagonistas del torneo anterior no estén rindiendo en esta campaña, pues los equipos no han gozado de descanso suficiente antes de la reanudación de la actividad para esta temporada. Que estos cuatro clubes estén en la zona baja de la tabla y que León y Tigres sean dos de los tres peores deja al descubierto que algo se está haciendo mal en el futbol mexicano, que va más allá de una mala racha de cualquiera de estos equipos.

Imprimir