Vibra el Bernabéu con remontada | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Vibra el Bernabéu con remontada

El Real Madrid encarriló los octavos de final de la competición donde es el rey al tener 11 Champions League, pero lo hizo remontando con contundencia 3-1 sobre el Nápoles, tras un esfuerzo titánico.

El duelo respondió a las expectativas en un Estadio Bernabéu con ambiente de noche europea. Con presión alta del Real Madrid para anular las virtudes del Nápoles. Verticalidad italiana aceptando el duelo con valentía, con el impulso moral de la charla de un mito como Diego Armando Maradona en el vestuario.

Apenas 25 segundos del encuentro se generó la primera ocasión clara. En su combinación predilecta, con Cristiano Ronaldo, pero su disparo no lo ajustó lo suficiente y el puño con seguridad de Pepe Reina puso el freno.

Un golpe mermó a Sergio Ramos. Marcelo no encontraba puerta con su disparo y tras dos llegadas que avisaban a Keylor Navas que debía estar despierto en las salidas, de la nada llegó un directo inesperado al rostro madridista.

Las cosas no comenzaron bien para los de Zinedine Zidane, ya que desde el minuto 8 el cuadro italiano se fue al frente con un tanto de Insigne, quien tomó por sorpresa a Keylor Navas y sacó un disparo de larga distancia para abrir el marcador.

Sin tiempo para respirar perdonaba el Real Madrid en uno de esos errores impropios de un jugador como Cristiano Ronaldo. Apareció Modric para asistir, dejó solo al portugués, que con todo a favor y en carrera, disparó arriba de zurda. La tuvo también Varane con un cabezazo que sacó bajo palos la zaga italiana.

El tanto de la igualada no tardó en aparecer, y el fue el francés Karim Benzema al minuto 18, el delantero remató de manera notable con la cabeza dentro del área y dejó sin oportunidad al guardameta Pepe Reina.

Para la parte complementaria llegó el poder ofensivo merengue y con tan sólo cuatro minutos transcurridos del segundo tiempo llegó la voltereta. Gracias a una gran asistencia de Cristiano Ronaldo, Kroos prendió el balón de primera intención y colocó el esférico pegado al poste para el 2-1.

Nápoles buscó el gol del empate, pero la presión trabajada del equipo de Zinedine Zidane dio su premio en el esfuerzo de James Rodríguez. La cuenta se cerró al 54’ con un gol de buena manufactura de Casemiro, quien agarró de volea la pelota para meterla pegada al poste contrario de Pepe Reina, quien otra vez se quedó corto en el lanzamiento.

A los intentos italianos les faltó acierto. La asistencia perfecta de Callejón en la vuelta a casa, la disparó fuera Mertens con Keylor batido. El costarricense salvó con una salida rápida otra acción de peligro y respiró cuando el silbante anuló el tanto de Calleti por fuera de lugar.

Incluso, el Madrid pudo sacar más goles pero la puntería se les acabó, sin embargo ahora tiene al rival obligado a buscar un triunfo por un 2-0 o mayor diferencia para avanzar a cuartos.

El vigente campeón encuentra su mejor versión y saca músculo en Europa.

Imprimir