Nacional

Al doble, las solicitudes de apoyo a consulados en EU

Primera de tres partes

La demanda de apoyo de los mexicanos radicados en EU a la red consular se ha duplicado desde que la administración Trump endureció las medidas en torno a los migrantes, indica Ricardo Pineda Albarrán, cónsul de México en Tucson, sede del Centro de Información y Atención a Mexicanos (CIAM), el mismo que da atención telefónica y se ha convertido en la articulación de la defensa mexicana a los connacionales que están de aquel lado de la frontera.

Desde hace un par de semanas, el CIAM opera las 24 horas del día, tres turnos que no faltan a su deber ni sábados ni domingos, algo necesario cuando la tendencia de casos atendidos, de acuerdo a los últimos conteos de llamadas recibidas, podría volverse a duplicar en poco tiempo. El cónsul señala que las llamadas han seguido subiendo hasta alcanzar las 2 mil o 2 mil 500 diarias desde que la administración Trump empezó su endurecimiento en materia migratoria.

El aumento en las llamadas se puede explicar por lo que relata el cónsul desde Arizona: La preocupación de la comunidad mexicana es generalizada, no se limita a quienes no cuentan con papeles, sino que los mexicanos con permiso vigente de estancia o residencia están llamando ante la posibilidad que sienten de ser deportados. Preguntan cómo evitarlo.

Pineda, en enlace telefónico, refiere a Crónica que las consultas de la comunidad mexicana van dirigidas al impacto que pueden tener las llamadas medidas ejecutivas implementadas por el gobierno de EU.

“Son llamadas sobre documentación una gran parte de ellas, otra buena parte tiene que ver con protección preventiva, que es orientación sobre a dónde dirigirse si se tiene un problema con la autoridad migratoria; en dónde consultar sobre documentos. Pero, de manera creciente, en las últimas tres semanas hemos viso un incremento sustancial con llamadas relacionadas con el control migratorio”, señala.

En definitiva se han endurecido las medidas de control migratorio en los Estados Unidos, y por eso se hace un llamado a toda la comunidad mexicana asentada en aquella nación a que acudan a cualquiera de los 50 consulados.

El cónsul es enfático al señalar que “queremos decirles que no están solos, que se acerquen con confianza, pues estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para que accedan a un abogado y cuenten con el mejor consejo legal”.

Para el cónsul, las políticas de Trump en materia migratoria sí se están llevando a cabo casi al pie de la letra, sobre todo en el control migratorio, por eso se han intensificado las reuniones entre las autoridades, para enfrentar cualquier contingencia y poder ayudar de la mejor manera y cuando se necesite.

Los alcances de la defensa para los migrantes que la autoridad mexicana ha establecido tiene distintos matices, pues cada caso tiene sus propias características.

Por lo pronto, una circunstancia que agrava y pone en riesgo a un mexicano en los Estados Unidos es la sola existencia de un antecedente penal: eso es pretexto suficiente para que la deportación sea una realidad. De la clasificación de ese antecedente penal, de su gravedad, puede depender la permanencia o no en territorio estadunidense. Es allí donde radica la importancia de la defensa legal del migrante.

“Esto tiene que ver con prevención temprana, lo que le pedimos a la comunidad es que si tú tienes una circunstancia específica, si tienes dudas acerca de tu condición migratoria en este país, acércate a un consulado, consulta a un abogado, pero sobre todo tienes que estar consciente de cómo te pueden afectar los ordenamientos de permanencia en los EU”, dice el cónsul Pineda.

Imprimir