El Buzón - Lectores | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
El Buzón | La Crónica de Hoy

El Buzón

Lectores

Algunas de las reacciones en las redes sociales

Señor director, los siguientes mensajes son una selección de los que los cibernautas están comentando a través de las redes sociales de nuestro diario:

 

En torno a la columna “La resistencia apenas comienza”, de Raúl P. Lomelí-Azoubel, los lectores escribieron:

 

Los datos, no hay duda, solamente los que quieran ignóralos lo harán. Tú señalas muy bien el hecho de Texas, de una población rural, longeva, blanca y moribunda, pero esto es una realidad en muchas comunidades en EU. Como tú sabes, yo vivo en una comunidad Rural de California y está ocurriendo exactamente lo mismo. Entonces, lo que está ocurriendo, en mi pobre opinión, es que la supremacía blanca está asustada de perder el poder y antes que esto suceda, está actuando de esta manera, dirigidos por un personaje (Trump) que no tiene cerebro. Excelente tu crónica para estos tiempos difíciles. Felicidades Raúl.

José Manuel Camacho 

 

Orgullosa de pertenecer a su grupo Saber es Poder.

Adriana Conrado

Así es Raúl

Ruth Basulto

 

En tanto, respecto a la columna “Gringos, rusos y mexicanos”, de Juan Manuel Asai, los  lectores señalaron:

 

PEMEX ya asociado con los chinos en el golfo, va a buscar frente a las costas gringas.

Juan Pérez

 

Don Juan Manuel, la imagen que tenemos los mexicanos de ser unos “don nadie” despreciables, es la que nos ha endilgado el cine gringo, quien ha tenido todo el siglo XX y lo que va del XXI para traer y llevar por todo el mundo la mala fama que él mismo nos ha dado; esa es la real labor de zapa. ¿Recuerda a los conductores de TV ingleses hablando del coche Mastretta? Hasta flatulento resultó el coche.

Javier Reyes

 

Desde luego que se evidencia como un desconocedor de la historia entre Rusia y Estados Unidos. Debe considerar él y demás yanquis en su gabinete que los rusos nunca serán sus amigos. Ellos, los rusos, desde la Segunda Guerra les jugaron el dedo en la boca. Stalin los chamaqueó bien y bonito tanto a los gringos como a los ingleses; se los “ comió vivos “, sobre todo en Yalta y Potsdam.

Rodrigo Barreda Silva

 

Imprimir

Comentarios