Bienestar

Según el ojo con que se mire...

Los tonos de los colores son uno de los típicos temas en los que discrepan las parejas

Matiz, saturación y brillo, forman la percepción del color

En este mes del amor, vale la pena destacar una de estas diferencias: los ojos, y la manera de cómo cada género percibe la realidad a través de ellos.

Los tonos de los colores son uno de los típicos temas en los que discrepan las parejas. Basta ver cómo mientras para los hombres un vestido simplemente es azul, para ellas puede tratarse de un atuendo azul marino, rey, turquesa, zafiro, pastel, aguamarina, etcétera.

Estudios recientes revelan que nuestra percepción visual está determinada por factores biológicos y no porque las mujeres sean de Venus y los hombres de Marte.

¿Por qué vemos distinto?

La mayoría de las investigaciones consideran tres aspectos claves para medir la percepción del color: matiz, saturación y brillo.

  • Matiz. También llamado tono o tinte es una de las cualidades fundamentales del color.
  • Saturación. Es la profundidad que ofrece el tinte.
  • Brillo. Se trata de la cantidad de luz que emana un color.

Diversos experimentos detectaron que las mujeres son más sensibles para distinguir distintos matices en un gradiente. Lo mismo sucede en el caso de la saturación, por ello son capaces de ver una mayor cantidad de colores.

Los hombres, en tanto, muestran una mejor habilidad para distinguir barras blancas y negras en el espacio, es decir para detectar cambios en el brillo que se presentan en el ambiente. Algunas teorías aseguran que estas diferencias en la percepción visual podrían tener relación con los roles de género que practicaban los primeros humanos. El macho, en su función de cazador, necesitaba una mejor percepción espacial, mientras que la hembra desempeñaba el papel de recolectora, en la que el matiz era básico para distinguir los frutos venenosos de los comestibles.

Sin embargo, las diferencias de género en relación con la vista no sólo recaen en la percepción del color, también hay aspectos de salud que deben considerarse. De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Londres, y publicado por la Asociación de Optometristas de Reino Unido, los hombres son hasta 16% más propensos a desarrollar problemas visuales severos debido a que suelen ignorar los síntomas (más que las mujeres) y no buscan atención oportuna.

Sumado a lo anterior, ellos son hasta 17 veces más propensos a padecer discromatopsia o daltonismo, trastorno que consiste en la dificultad para percibir los colores. Por otro lado, las mujeres son más proclives a desarrollar ojo seco, debido principalmente a los cambios hormonales que se presentan durante el embarazo y la menopausia (entre otros factores), lo que genera dolor al usar lentes de contacto debido a la resequedad.

Es importante señalar que para mantener una salud visual adecuada, es fundamental acudir a revisiones periódicas con un especialista. El Consejo Optometría México recomienda visitar, al menos una vez al año, a un Licenciado en Optometría con cédula profesional, toda vez que ésta es la primera línea de defensa para atender errores refractivos como miopía o astigmatismo, entre otros, además de que es el profesional indicado para detectar patologías oculares y, en su caso, canalizar con el especialista adecuado.

Imprimir