Policías municipales y estatales no se sienten equipadas para enfrentar a la delincuencia | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Policías municipales y estatales no se sienten equipadas para enfrentar a la delincuencia

Un estudio del Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México (UVM) reveló que las policías municipales y estatales aún no se sienten equipadas para enfrentar a la delincuencia organizada en sus entidades.

Expertos de la institución educativa llevaron a cabo seis sesiones de entrevistas con agentes, hombres y mujeres, de distintas corporaciones en las ciudades de Hermosillo, Monterrey, Puebla, Toluca, Villahermosa y Ciudad de México.

Mercedes Poiré Romero, directora del Centro de Opinión de la UVM, expuso que la mayoría de los elementos confesó que operan con equipo y armamento caduco y viejo en comparación con los delincuentes que tienen armas y vehículos superiores.

Además, señaló, los policías aseguraron que reciben capacitación insuficiente a diferencia de los criminales que están bien adiestrados.

Al presentar los resultados de “Ser policía en México: ¿Qué rol asume la sociedad?”, Poiré Romero afirmó que los agentes dijeron sentirse limitados por la ley y que en ocasiones los delincuentes usan las normas jurídicas a su favor.

Los policías señalaron que son cuestionados por la ciudadanía y consideran que a veces la propia ciudadanía protege a los delincuentes.

“Más que no sentirse capacitados no se sienten equipados, lo que los propios policías nos refirieron es que tienen acceso, pero no acuden por falta de tiempo. Ubican un problema de equipamiento, es decir que la institución (de seguridad pública) no los provee de herramientas y ellos consideran que en muchas situaciones se han visto rebasados por no tener equipo y por no contar con el número suficiente de efectivos”, explicó Poiré Romero.

Según el estudio, el 41 por ciento de los elementos ingresaron a la corporación por necesidad económica; 29 por ciento por falta de oportunidades laborales; 19 por ciento para apoyar a la población; 14 por ciento porque no tiene estudios; 9 por ciento para combatir la delincuencia; 7 por ciento para tener impunidad; 5 por ciento por sentimiento patriótico.

De manera paralela, el Centro de Opinión realizó una encuesta telefónica a 700 personas en la que el 35 por ciento asocia a la policía con la corrupción; 19 por ciento con la protección; 19 por ciento con situaciones negativas; 13 por ciento con la inseguridad; sólo el 9 por ciento con situaciones positivas.

El 54 por ciento de los encuestados desconfía de la policía por actos de corrupción; 28 por ciento por abusos de los elementos; 19 por ciento por malas experiencias; 13 por ciento por su presunto vínculo con la delincuencia organizada.

“Se observa una clara fractura entre la sociedad y la policía, evidenciada entre otras cosas por un prejuicio social primordialmente negativo hacia prácticamente cualquier ámbito del quehacer policial”, subrayó Poiré Romero.

Imprimir