Cultura

Ofrenda, una exposición con 30 fotos inéditas de Graciela Iturbide

Una de las fotos inéditas que se exhibirán a partir de mañana en el Seminario de Cultura Mexicana.

“Mis fotos nunca aportan nada, nunca hago fotos para que aporten o para política. Soy muy egoísta en ese sentido, tomo lo que sorprende y punto. Generalmente les regreso las fotos a quienes se las tomo”, señala Graciela Iturbide, con respecto a sus creaciones.

A lo largo de su carrera, Graciela Iturbide ha realizado sesiones fotográficas en diferentes partes del mundo, situación que no le ha permitido mostrar todo su archivo, por lo que a partir del sábado inaugurará Ofrenda, exposición que fue curada por Osvaldo Sánchez  y que está conformada por 30 imágenes que realizó en Bangladesh e India, donde retrató a transexuales, prostitutas y luchadores sociales.

“Algunas (fotografías) son muy abstractas, pero todo lo que fotografío es casual, digamos que me sale en el camino, en mis fotos no hay filosofías, es lo que veo, lo que siento”, indica Graciela Iturbide.

La muestra se divide en tres partes: “En una hay transexuales de India, que se convierten por ellos mismos en mujeres o cuando son pequeños los castran para que puedan asistir a las fiestas y ganar dinero porque vienen de una clase bastante pobre”.

Otro de los temas que retomó durante uno de sus viajes a India fue a los luchadores: “Ellos hacen un ritual e incluso tienen su gurú, es una especie de entrenamiento espiritual, un poco como ejercicio”.

En Bangladesh, Graciela Iturbide fotografió a prostitutas, quienes le parecieron un caso peculiar por la cultura musulmana a la que pertenecen: “Son mujeres que están en un prostíbulo desde niñas. Les pagan un dólar. Su apariencia es bastante agradable porque muchas tienen sus velos y sus trajes típicos. Por supuesto que no me metí a sus cuartos, sino que las fotografié en el ambiente de este gran supuesto prostíbulo, acción que hice con su consentimiento”.

Ofrenda, según recuerda la fotógrafa, es resultado de sus viajes a los países del sur de Asia, que hizo hace no más de cinco años, aunque reconoce que quedaron varias fotografías fuera, pues quería que la exposición contara con espacios y que al mismo tiempo los retratos de los personajes tuvieran cuatro o cinco fotografías del ambiente que los rodea.

La autora, junto con Raghu Rai y Sebastião Salgado, de India – México. Vientos paralelos, afirma que no le impactó ver a los transexuales o a las prostitutas: “Son gente muy amable y porque es muy natural que en India haya mujeres transexuales como en Juchitán, Oaxaca, hay muxes, son respetados y allá también”.

Con respecto a las mujeres de Bangladesh, Graciela Iturbide relata que tienen permisos, que son cuidadas y tienen un líder. “Hubo una a la que no le pregunté su edad, pero bien podría tener unos 15 años. Viven en un prostíbulo que es bastante grande, tienen sus cuartos ahí, están muy bien atendidas en cuanto a la manera de vivir, el problema, para mí es que vi hombres que entraban y les pagaban un dólar, eso me pareció algo muy fuerte”.

La exposición se lleva a cabo como parte de los festejos del 75 aniversario del Seminario de Cultura Mexicana, institución en la que reciente se inauguró una galería que mide 500 metros cuadrados, donde va a estar Ofrenda del 18 de febrero al 30 de abril.

“Estoy muy contenta que me hayan invitado a mostrar esta selección de fotos inéditas, es una gran institución a la que se debe de seguir festejando”, finalizó Graciela Iturbide, fotógrafa que ha presentado su trabajo en París, Suiza, Inglaterra, Japón, Estados Unidos y México, por mencionar algunos.

El Seminario de Cultura Mexicana es una institución que difunde el conocimiento en las diversas ramas de las ciencias, las artes y las humanidades, que actualmente está compuesta por 25 miembros.

Imprimir