La Función Pública otorga al ISSSTE el Premio Nacional de Administración Pública 2016 | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

La Función Pública otorga al ISSSTE el Premio Nacional de Administración Pública 2016

El director del ISSSTE, José Reyes Baeza Terrazas, en la ceremonia de entrega.

El ISSSTE, que dirige José Reyes Baeza Terrazas, recibió el Premio Nacional Administración Pública 2016, en su categoría Primer Grado, distinción que otorga la Secretaría de la Función Pública, por el proyecto denominado “Mayor Calidad y Mejor Trato en los Servicios de Urgencias del Instituto en la Ciudad de México”.

En presencia del coordinador administrativo de la Presidencia de la República, Carlos Alberto Ramírez Velasco; del presidente del Instituto Nacional de Administración Pública, Carlos Reta Martínez; así como del Director General del ISSSTE, José Reyes Baeza Terrazas, la titular de la Secretaría de la Función Pública, Arely Gómez González, entregó al equipo ganador de la institución una medalla conmemorativa oro del galardón, diploma y un cheque por 85 mil pesos por ser acreedores al Primer Grado.

El equipo de la dependencia está  integrado por Salvador Ortiz Barrón, Fabiola Aguilar Barragán, Pedro Pablo Vera Maldonado y Pedro Enrique Bartilotti Rodríguez, quienes están adscritos a la Subdirección de Atención al Derechohabiente del Instituto.

Salvador Ortiz Barrón, a nombre del equipo ganador del Instituto, detalló que los servicios de urgencias representan una de las áreas más sensibles en materia de atención médica ante la pérdida súbita del estado de salud de una persona, por lo que el ISSSTE promovió el desarrollo e implementación de un modelo de atención integral dirigido a pacientes y sus familias en áreas de urgencias de 8 unidades hospitalarias de la Ciudad de México de segundo y tercer nivel. 

Agregó que el programa otorga mayor calidad y mejor trato en los servicios de urgencias en la capital del país, aprovecha el talento humano así como las tecnologías de la información y comunicación para brindar información asertiva y oportuna, fomentando simultáneamente la participación ciudadana en la evaluación  de los servicios otorgados.

Asimismo destacó que este modelo enfocado en el derechohabiente y sus familiares, ha mostrado ser factible y financieramente viable, con valor agregado en la cadena de procesos que intervienen en la atención de urgencias, lo que lo convierte en replicable en cualquier institución pública de salud, con un bajo costo y alto impacto social.

Imprimir