Monreal: ¿Soy un sicario de la pluma? - Gerson Hernández Mecalco | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
Monreal: ¿Soy un sicario de la pluma? | La Crónica de Hoy

Monreal: ¿Soy un sicario de la pluma?

Gerson Hernández Mecalco

El delegado de la Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, espera ansioso que se difundan spots con la frase: “Monreal es un peligro para la CDMX”, y que se multipliquen los artículos y reportajes de los “sicarios de la pluma”, quienes según él son parte de una campaña millonaria para desprestigiar su excelente trabajo como servidor público. Después se martirizará y llamará a una conferencia de prensa a los “sicarios de la pluma” a que graben el momento en que anunciará su huelga de hambre en la esquina de las oficinas delegacionales, donde por cierto es muy normal observar prostitución a todas horas. En fin, más allá de presuntas pruebas de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, donde se le acusa de otorgar contratos a amigos de su hija y a empresas zacatecanas sin experiencia en CDMX, llama la atención la respuesta del señor Monreal —al estilo Donald Trump—, quien responsabilizó a los periodistas de las mentiras en su contra. Pero mejor vamos por partes:

¿Conflicto de interés? Desde que el ex gobernador de Zacatecas, Ricardo Monreal, asumió como jefe de la delegación Cuauhtémoc, por lo menos cuatro empresas zacatecanas y cuatro personas de esa misma entidad han obtenido 14 contratos de obras y/o proveeduría de recursos materiales y servicios. Detalladamente el reportaje de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad dice que algunos de los contratos eran para repavimentar las calles de la colonia Roma, y que más allá de que ninguna de la propuestas ganadoras fue la más económica, los contratos detallan el uso de un material, pero en realidad se está usando otro.

Sicarios de la pluma. Acusar a los periodistas con este calificativo logra sin problema la cabeza de la nota, sin embargo, el señor Monreal no es tan inteligente para crear una frase como ésta, sino, de acuerdo al editorial del periódico ecuatoriano La Hora Nacional (abril 2010), “los sicarios de la pluma” es una frase creada por el presidente Rafael Correa al referirse a “aprendices del periodismo que su norte se basa en el estómago vacío y no en los preceptos de la ética periodística, que se desdibuja con la práctica periodística propagandística”. Es decir, este calificativo es parte del dogmático vocabulario de los que se presentan como salvadores de la nación en el mundo. 

La mafia de la pluma en México. Los siguientes personajes, de acuerdo con el señor Monreal, encabezan el escuadrón de la manipulación y el engaño, sin embargo, su trabajo se ha caracterizado por ser muy empático e incluso cercano a las causas de Morena y el ejemplo a seguir del señor Monreal, el malabarista López Obrador, por supuesto. Nombres como Salvador Camarena, periodista, profesor en la Universidad Iberoamericana y coautor de El Presidente Electo. Manual para sobrevivir la Presidencia de Felipe Calderón, y Daniel Lizárraga, periodista cercano a Carmen Aristegui y autor de La Casa Blanca de Peña Nieto, entre otros. Además, según el candidato a mesías capitalino, califica de sicarios —indirectamente— a organizaciones reconocidas internacionalmente con reputación positiva a partir de estudios científicos que han incidido en mejorar las políticas públicas.

Pero, para el señor Monreal, también son parte de esta mafia, ¡carajo!, México Unido contra la Delincuencia, organización que promovió exitosamente el uso recreativo de la mariguana; México SOS, que se ha encargado de mantener el tema del estado de derecho en la agenda legislativa; México Evalúa, organización que promueve temas de transparencia —concepto que le irrita al señor Monreal—, estado de derecho, justicia entre otros, y Mexicanos Primero, principal organización que ha exigido que las autoridades cumplan la reforma educativa. 

Los delitos en la Cuauhtémoc. En entrevista (agosto de 2016), el ex gobernador de Zacatecas afirmó que en la Cuauhtémoc los delitos disminuyeron “entre 9 y 11 por ciento con respecto a 2015”. Antes de analizar esta frase, recordemos que en 2009 en una planta de chiles, propiedad de Cándido y David Monreal —hermanos del señor Monreal—, el Ejército decomisó 14.5 toneladas de mariguana. Ahí se detuvo a verdaderos sicarios del Cártel del Golfo, quienes secaban y empaquetaban la mariguana. Lo anterior hace pensar que la narrativa del señor Monreal esté influenciada por estos pasados familiares y tal vez de ahí el concepto de “sicarios de la pluma”. Datos de la PGJ-CDMX y del Sistema Nacional de Seguridad Pública afirman que el homicidio doloso es igual al de 2015, la violación sexual aumentó, las lesiones con arma de fuego se dispararon en la demarcación hasta 120%: pasaron de 84 en 2015 a 185 este año. Mientras que los robos a transeúntes aumentaron: 2 mil 110 frente a 2 mil 085. En fin, las cifras oficiales contradicen al malabarista Monreal, quien por cierto olvidó a su mano izquierda —torcida— Pedro Pablo de Antuñano, ex director Jurídico y de Gobierno de la delegación, luego de que se le encontró una caja con 600 mil pesos en efectivo y pidió licencia.

Que los gobernantes autoritarios señalen a la prensa como su principal oposición no es nuevo. Hay personajes como López Obrador que no toleran las críticas por parte de la prensa, que descalifican cualquier información que trate de manchar su imagen mesiánica. Bueno, y ¿si le regalamos un disco musical de Bob Marley al señor Monreal? Para que pueda entender —siendo optimista— la siguiente frase: “La libertad de expresión lleva consigo cierta libertad para escuchar”, pero tal vez los corruptos no bailen reggae y sí narcocorridos. #Jap

Académico de la FCPyS-UNAM y Consultor Político

@gersonmecalco

Imprimir

Comentarios