Bienestar

Dermatoscopia digital, prueba efectiva para detección de melanoma

La nemotecnia del ABCDE es utilizada para la detección de lunares sospechosos.

Las personas de piel blanca son más propensas a presentar este tipo de cáncer

El melanoma es el tipo de cáncer de piel más agresivo que existe, debido a su capacidad de generar metástasis linfáticas o hematógenas con una alta tasa de mortalidad. “El melanoma se origina por la transformación maligna de los melanocitos de la piel, las mucosas y las células pigmentadas del globo ocular”, explica Jatziri Chávez, directora del Centro Dermatológico de Alta Especialidad (CEDAE).

La exposición excesiva al sol y la predisposición genética son los principales factores de riesgo para desarrollarlo. De acuerdo con el Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos, las personas de piel blanca son más propensas a presentar este tipo de cáncer que las de raza negra. De los casos registrados en la población de piel blanca, el melanoma afecta a los hombres en un 50% más que a las mujeres.

Entre los primeros signos de melanoma está la aparición de nuevos lunares, además de cambios de color, tamaño y forma de los lunares que ya se tienen. En la mayoría de los casos no hay presencia de síntomas como tal, únicamente el paciente nota cambios de tono, textura o diámetro en éstos.

La exploración oportuna y periódica de la piel –en específico, de los lunares– representa una de las medidas más efectivas para tratar este tipo de cáncer, el cual tiene cura siempre y cuando se detecte a tiempo. “Una revisión correcta de los lunares va de la cabeza a los pies, incluyendo los genitales y zonas entre los dedos de manos y pies. 

“La nemotecnia del ABCDE es utilizada para la detección de lunares sospechosos, conocidos clínicamente como nevos displásicos, si se presentan dos o más de las siguientes características: una forma Asimétrica (A), Bordes irregulares (B), más de dos Colores (C), un Diámetro mayor a 5 milímetros (D) y el tiempo de aparición y Evolución del lunar (E)”, señala Jatziri Chávez, especialista en detección precoz de cáncer de piel.

A través de la dermatoscopia digital, una prueba totalmente indolora, es posible grabar y visualizar a gran escala los lunares presentes para estudiar su estructura y diagnosticar si se trata de un cuerpo sospechoso o benigno. La dermatóloga Jatziri Chávez lleva a cabo esta exploración mediante un aparato de última generación –de los cuales solo existen cinco en la Ciudad de México– que permite realizar un mapeo corporal en tiempo mínimo y monitorear la evolución de los lunares. La revisión con este aparato puede realizarse cada tres, seis o 12 meses dependiendo el nivel de sospecha de malignidad que arroje el estudio. 

Imprimir