Mundo

Juez federal de EU rechaza liberar al dreamer mexicano Daniel Ramírez

James P. Donohue resolvió que el joven detenido deberá solicitar fianza en audiencia ante un juez federal de inmigración, en un plazo de una semana

El juez federal estadunidense James P. Donohue, rechazó ayer dejar en libertad a Daniel Ramírez Medina, un dreamer mexicano arrestado la semana pasada por agentes migratorios,w pese a que participa en un programa federal para proteger a aquellas personas que fueron llevadas ilegalmente a Estados Unidos durante su infancia, y ordenó que continúe detenido en una cárcel del estado de Washington, reportaron autoridades judiciales.

El magistrado resolvió en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Seattle que Ramírez Medina deberá solicitar una fianza en una audiencia ante un juez federal de inmigración, en un plazo máximo de una semana.

El juez emitió su fallo luego que representantes del gobierno y la defensa del mexicano presentaron ayer sus reportes en una audiencia. Las versiones de ambas partes se contradecían.

ILEGALIDAD. En la audiencia preliminar celebrada ayer, los abogados del dreamer pidieron su liberación inmediata al argumentar que su arresto fue ilegal, debido a que los agentes de migración habrían alterado su declaración para presentar al mexicano como miembro de pandillas.

Mientras la diligencia por el caso del mexicano se llevaba a cabo, decenas de personas se apostaron afuera de la Corte para demostrar su apoyo a Ramírez Medina, en tanto que otros bloquearon algunas calles del centro.

DENUNCIA. Ramírez Medina, de 23 años y padre de un niño de tres años, fue llevado a Estados Unidos cuando tenía siete años y más tarde recibió autorización para vivir y trabajar aquí bajo el Programa de Acción Diferida (DACA), aprobado durante el gobierno del ex presidente Barack Obama.

Agentes de ICE arrestaron al mexicano el 10 de febrero pasado y lo acusaron de pertenecer a pandillas, lo que anularía su condición de beneficiario del DACA.

EVIDENCIAS. Previo a la audiencia preliminar del caso, celebrada en Seattle, Washington, los abogados del mexicano aseguraron tener evidencias de una mala conducta de agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en el Centro de Detención del Noroeste de Tacoma, Washington.

Los abogados del dreamer aseguraron que una nota del joven en el Centro de Detención del Noroeste fue alterada para hacer parecer que estaba admitiendo que es miembro de una pandilla.

Mark Rosenbaum, un abogado de Los Ángeles que representa al mexicano, sostuvo que la supuesta manipulación de la nota es “uno de los ejemplos más graves de mala conducta del gobierno” que ha visto en 40 años de práctica.

Imprimir