Espectáculos

Premios Oscar permitirán discursos políticos

Michael De Luca y Jennifer Todd, productores de la ceremonia, no temen a las polémicas declaraciones después de ceremonias como los Globos de Oro

Meryl Streep dio entrada a la política en la temporada de premios en Hollywood cuando usó su discurso de agradecimiento en los Globos de Oro para condenar al presidente Donald Trump, por lo que calificó como su “instinto por humillar”.

Los astros fueron aún más abiertos en los Premios del Sindicato de Actores de la Pantalla, realizados días después de que la prohibición de Trump para recibir a viajeros de siete países mayoritariamente musulmanes provocara caos en los aeropuertos de todo Estados Unidos.

A pesar de que los debutantes productores de la ceremonia, Michael De Luca y Jennifer Todd, quieren que la transmisión se enfoque en la magia de las películas, dicen que apoyan cualquier mensaje que venga del corazón, incluso si esto implica convertir el podio de los Oscar en estrado político.

El espectáculo tiene que respaldar el libre intercambio de ideas”, dijo De Luca en una entrevista reciente. “Creo un poco en la famosa cita de Sam Goldwyn sobre las películas: ‘si quieres enviar un mensaje entonces llama a Western Union’. También hay una corriente de pensamiento que dice que la gente sintoniza la televisión para celebrar las historias que los conmovieron, ¿deberíamos limitar lo que decimos a una celebración de esto?”, agregó.

Los artistas del calibre de los Oscar “son el tipo de gente que se puede conmover por el ambiente y el mundo en el que viven”, dijo De Luca y quizá quieran usar su tiempo en el escenario “para compartir sentimientos de la misma forma en la que compartiste la historia por la que estás nominado y nosotros queremos reconocer eso también”.

Ante el tono de las celebridades en otras galas en esta temporada, así como en las redes sociales desde las elecciones, algunos discursos anti-Trump en los Oscar no serían sorprendentes. De hecho la gala ya tiene un elemento político, el director y el actor de la película iraní nominada en la categoría de cinta de lengua extranjera The Salesman (El viajante) han dicho que no asistirán a la ceremonia para protestar por la prohibición de Trump a las personas provenientes de esos siete países musulmanes.

La presidenta de la Academia, Cheryl Boone Isaacs también fue clara en el almuerzo para nominados la semana pasada al decir que la organización apoya a los artistas y la libertad de expresión: “En la actualidad hay una lucha a nivel mundial por la libertad artística que se siente más urgente que en cualquier otro momento desde la década de 1950”, concluyó.

Imprimir