Nacional

México no cederá “ni un milímetro” sobre el muro: Videgaray

El canciller consideró que la construcción es un gesto “muy poco amistoso” porque difícilmente contribuirá a resolver la problemática que hay entre ambas partes

México no está dispuesto a ceder “ni un milímetro” ante la decisión de pagar por un muro fronterizo con Estados Unidos, situación que es absolutamente inaceptable y que divide a dos naciones que siempre han sido amigas y vecinas, dijo Luis Videgaray, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

En el marco de la Reunión de Cancilleres del G20, que se lleva a cabo en Alemania, el canciller consideró que la construcción del muro es un gesto “muy poco amistoso”, porque difícilmente contribuirá a resolver la problemática común que hay entre ambas partes.

Sin embargo, comentó que en caso de llevarse a cabo la construcción del muro fronterizo, México mantendrá una postura de diálogo constructivo con el gobierno estadunidense, con el objetivo de que se prevalezca el interés de ahondar en otros temas de interés entre ambos países.

“México quiere construir puentes, no quiere construir muros, estamos abiertos a construir a través del diálogo”, dijo.

Además, resaltó que tampoco se permitirá que se vulneren los derechos humanos de los connacionales en esa nación, como por ejemplo, a través de frenos u obstáculos en el envío de las remesas.

“No se permitirá que no se respete el debido proceso, que se afecten, por ejemplo, las remesas que fluyen todos los días entre los mexicanos que trabajan en Estados Unidos o sus familias que están en México”, comentó.

En otro tema, Videgaray adelantó que el próximo jueves 23 de febrero, se reunirá con el secretario de Estado de la Unión Americana, Rex Tillerson, y con el secretario de Seguridad de Estados Unidos, John Kelly, en donde se buscará seguir trabajando de manera conjunta en rubros de comercio, migración, seguridad y de intercambios culturales.

“Al mantener entre ambos países una relación de vecindad, de amistad y también de sociedad, la agenda es amplia y compleja. (La reunión) es parte de un objetivo común y acordado de trabajar de manera constructiva por tener una relación positiva, llegar a acuerdos que sean benéficos para ambas partes”, explicó.

Por otro lado, señaló que aunque no se ha manifestado un incremento en el número de repatriados a México, el gobierno mexicano seguirá trabajando para que durante las deportaciones se respeten los derechos civiles y humanos.

Imprimir