Mundo

Estados Unidos promete nuevo decreto migratorio “más ajustado”

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, defendió ayer el decreto migratorio suspendido por la justicia de su país y garantizó que la nueva orden ejecutiva que contempla el presidente Donald Trump será una versión “más ajustada” de la primera, que no dejará varado a nadie en los aeropuertos.
Durante su intervención ante la Conferencia de Seguridad de Múnich, Alemania, Kelly aseguró que la nueva orden garantizará, por ejemplo, que si una persona está en tránsito hacia EU, en otro país o volando, cuando lleguen podrá entrar en territorio estadunidense.
Interrogado sobre si se podía asumir que quienes poseen un permiso de residencia permanente, la denominada “green card”, podrán entrar en EU, Kelly señaló que era “una buena suposición”.
No dio más detalles, pero subrayó que el objetivo de la orden es estudiar si los siete países afectados de mayoría musulmana —Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Irán y Yemen— son “fiables”, “y no lo son mucho”, agregó.
Kelly aseguró que al gobierno le sorprendió que la justicia suspendiera la primera orden, que cancelaba durante 120 días la entrada de refugiados en el país y la concesión de visados a esos siete países de mayoría musulmana.
Recordó que esa medida era temporal y que su objetivo era tener tiempo para analizar los problemas de seguridad que presentaban esos países, que podían ser explotados por los terroristas.
Un problema claro, explicó, es que dos de los países de la lista no cooperan con Estados Unidos y en cuatro de ellos no hay ni embajada estadunidense.

Imprimir