Las alcaldías en la Constitución de la Ciudad de México - Leonel Luna | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
Las alcaldías en la Constitución de la Ciudad de México | La Crónica de Hoy

Las alcaldías en la Constitución de la Ciudad de México

Leonel Luna

A partir de la publicación de la Constitución de la Ciudad de México el pasado 5 de febrero, una de las figuras que más ha llamado la atención es la de las alcaldías.

La relevancia y justificación para realizar un análisis de esta figura, consiste en el impacto que tendrá en la configuración política de la Ciudad de México, su población y, más aún, contribuirá al estudio a partir del cual en otras entidades pudieran incluirse las características que vienen aparejadas al nuevo sistema que proponen las alcaldías. De esta manera, la Ciudad de México una vez más destaca por ser el motivo de debate, seguramente constructivo para el fortalecimiento de la democracia y nuestro sistema constitucional federal.

La regulación de las alcaldías de la Ciudad de México se encuentra dispersa en distintos artículos de su Constitución, pues se pretende una regulación integral desde los diversos temas que encuentren convergencia en esta figura. No obstante, la columna vertebral de la configuración de las alcaldías se encuentra en el capítulo IV de la Constitución de la Ciudad de México intitulado “De las demarcaciones territoriales y sus alcaldías”.

La naturaleza de las alcaldías consiste en órganos político-administrativos de carácter autónomo, en los que se deposita el Poder Ejecutivo de la ciudad, toda vez que las demarcaciones territoriales se encontrarán a su cargo.

Adicionalmente se observa que las alcaldías son parte de la administración pública, un nivel de gobierno y tienen personalidad jurídica y autonomía propias.

Un punto que sobresale es la estructura de las alcaldías y el proceso electoral que implica, a saber:

Su estructura orgánica se conforma por un alcalde y un concejo, cuyo número de integrantes dependerá de la cantidad de habitantes en cada demarcación, pero nunca se integrará por menos de 10 ni por más de 15 concejales.

Los mencionados, se elegirán por planillas e integrarán fórmulas constituidas por personas del mismo género de manera alternada, además, deberán incluir personas jóvenes entre los 18 y 25 años.

Por otra parte, los concejales serán electos, 60 por ciento por principio de mayoría relativa y 40 por ciento por principio de representación proporcional. Además, ningún partido podrá contar con más del 60 por ciento de los concejales, lo que es un esfuerzo loable en la procuración de un contexto que asegure la diversidad política y social en cada demarcación.

Otra de las innovaciones es la reelección, la cual se incorporó a nivel federal en febrero de 2014; sin embargo, a diferencia de otras entidades federativas en donde los presidentes municipales podrán reelegirse por cuatro periodos, en la CDMX se decidió que únicamente se permitiría uno.

Finalmente, la regulación de las alcaldías apenas comienza en el texto de la Constitución de la Ciudad de México, pues para su consolidación corresponde a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal la armonización de leyes y la creación de otras tantas, por lo que como diputados tenemos el compromiso de cumplir con los siguientes retos:

•Expedir las normas relativas a la elección de las alcaldías, para el proceso electoral 2017-2018,cuyos integrantes comenzarán sus funciones el 1 de octubre de 2018.

•A más tardar el 31 de diciembre de 2017, expedir la legislación secundaria necesaria para implementar las disposiciones relativas a la organización política y administrativa de la Ciudad de México.

•Expedir las leyes regulatorias del Poder Ejecutivo, que entrarán en vigor el 5 de diciembre de 2018.

•Elaborar las leyes relativas a la organización, funcionamiento y competencias de las alcaldías, que entrarán en vigor en 2018.

Es tarea de cada uno de nosotros mantenernos al pendiente de cada avance y cada consulta al respecto de los compromisos que nuestra Asamblea Legislativa aún tiene por realizar, pues son decisiones que terminarán de dar forma al modelo de alcaldías y de ello depende su funcionamiento o fracaso.

Imprimir

Comentarios