Estados

Al borde del fracaso la “Bici ley”

La falta de infraestructura para ciclistas ocasiona que estos circulen entre traseúntes.

Basta con dar un recorrido por las más recientes restauraciones del Centro Histórico de Guadalajara para darse cuenta de que el proyecto de movilidad sustentable para nuestra entidad, sólo quedó en el papel; y es que a pesar que tanto el Poder Ejecutivo como los gobierno municipales salieron en múltiples ocasiones a asegurar que el estado y sus ciudades gozarían de un proyecto de movilidad verde o no motorizada, todo se encuentra al borde del fracaso.

En un recorrido realizado por La Crónica de Hoy Jalisco, se pudo constatar que las zonas de peatonalización que ya se concluyeron en Guadalajara, no contemplan espacios para que los ciclistas circulen, ocasionando que éstos se vean envueltos en el tránsito de los transeúntes. Aunado a ello,  la poca infraestructura que proporcionó el Estado, se encuentra en muy mal estado, muchas de las líneas que forman parte del balizamiento son casi imperceptibles, y las escasas ciclovías se encuentran deterioradas por el uso.

Incluso, el propio promotor de la reconocida “Bici ley”, el diputado de Movimiento Ciudadano, Alejandro Hermosillo González, aseguró que la responsabilidad de que dicho proyecto no se ejecute de manera correcta recae en las autoridades con facultades administrativas, pues al no ayudar a la plena implementación de las normativas ya aprobadas desde el Legislativo local, todo termina en discurso.

“En la Bici ley aprobada está la obligación de que en las nuevas construcciones de vías se consideren calles completas, lo cual considera: los ciclistas, personas con discapacidad; en la ley también dice las sanciones para quién no lo haga o para quien invada estas ciclovías; en la práctica no están sucediendo muchas cosas, es una falta de aplicación del propio Ejecutivo, una falta de planeación correcta, una poca sensibilidad con los temas importantes y una incongruencia tremenda, porque mientras el Plan de Desarrollo habla de impulsar este tipo de alternativas, en la práctica no lo están haciendo, desafortunadamente hay muchas cosas en ley que no se aplican todavía”, aseguró.

Y no sólo el Ejecutivo no cumple con sus propias normativas, tampoco lo hacen los municipios; sin embargo, al carecer de un organismo regulador que inspeccione la correcta aplicación de la Ley de Desarrollo Urbano, las autoridades continúan impunes.

“Mientras que aquí estamos trabajando en iniciativas de ley innovadoras que ponen a nuestro estado en la mira de muchas otras ciudades, en la práctica esto no está sucediendo (…) Es una responsabilidad compartida entre las áreas ejecutivas (municipios y estado) nosotros hacemos las leyes y ellos tendrían la responsabilidad de aplicarlas y en la aplicación ha habido deficiencias importantes”, agregó Hermosillo González.

El dato

La llamada “Bici ley”, fue aprobada por unanimidad el 22 de septiembre de 2016. En conjunto  se aprobaron infracciones que van de los mil 400 a los cuatro mil pesos para aquellos conductores que no respeten una distancia de metro y medio cuando se pretenda rebasar un vehículo no motorizado; de siete metros cuando el flujo vehicular esté en movimiento y de cinco cuando el tráfico esté detenido.

 

Imprimir