Forito entre cuates para escuchar su veldá - Marielena Hoyo Bastien | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
Forito entre cuates para escuchar su veldá | La Crónica de Hoy

Forito entre cuates para escuchar su veldá

Marielena Hoyo Bastien

Empieza a crecer un rumor con sabor a mito, sobre

grandes felinos devorando humanos en Zimapán,

Hidalgo, tal como en reciente pasado sucedió en

Actopan. Los vecinos solicitaron al Ayuntamiento

autorización para aniquilar pumas y jaguares, según,

“detectados en la Sierra Gorda”.

Cierto o falso, tanto las autoridades competentes como

las ONG que trabajan en los programas de recuperación

de tales especies y que reciben recursos federales para

lo propio, quedan obligadas a parar el asunto antes de

que escale y lamentemos inútiles e injustas ejecuciones.

Urge llegar a la población por los conductos apropiados.

 

Y ahora, antes de entrar al texto-bilis, permítanseme tres agradecimientos. El primero, a la Comisión Operativa Nacional de Movimiento Ciudadano, que el pasado viernes, durante formal y emotiva ceremonia en el Museo Franz Mayer, tuvo a bien otorgarme el PREMIO ESTATAL BENITO JUÁREZ AL MÉRITO CIUDADANO 2016, por mi ya muy larga trayectoria de lucha a favor de los animales no humanos; particularmente por lo que tal ha representado para la comunidad humana. Dado ello, y tras el video que prepararon para la presentación y que me trasladó a un pasado venturoso, claro, eché unas lagrimitas que fueron abrazadas con cariño por un buen de mis niños de aquellos tiempos, hoy hombres y mujeres de bien que abundaron entre el auditorio. Y es que para nada esperé que sin más interés, un instituto político reparara en mi activismo, reconociendo de esa forma, al parejo, el trabajo de todos mis compañeros y compañeras de causa. Con enorme honor, además, compartí el momento con el Maestro Miguel Bernal Matus, quien sin duda es de esas personas cuyo molde se rompe al nacer, y medicina para el alma con su música. El segundo es para Wendy Garrido, encargada de la página electrónica de La Crónica, y para mi estimado Editor Carlos Alberto Patiño, porque la semana pasada apareció hecho trizas el título de mi colaboración. Gracias al dinamismo de la primera se corrigió a tiempo en la WEB, y aunque no en la edición impresa, por investigación del segundo se dio con el duende de la redacción que me agarró de su puerquito. El tercero es para CARAMELO, perrita que tras 17 años de vida, el pasado jueves se me adelantó al viaje sin retorno. 

Una vez lo antepuesto, les cuento que para un supuesto análisis de la Iniciativa de Ley General de Biodiversidad -sobre la que he venido manifestando oposición hacia precisos puntos alterados u omisos- el pasado viernes se llevó a cabo un foro en el Senado, pero al que contados opositores pudieron entrar al quedar acotado a “expertos de primer nivel” y a organizaciones adeptas. Para el resto, salvo contadísimas excepciones que recibieron invitación directa, no hubo ninguna posibilidad al haberse dispuesto una sala con cupo solamente para 84 sillas, 24 de las cuales fueron reservadas para los ponentes e invitados especiales, entre ellos, reconocida mercader de fauna, que para peor, representó a los zoológicos mexicanos. Siendo así, quedaron literalmente en la calle numerosos profesores e investigadores de la UNAM, el IPN y la Universidad Autónoma Chapingo, vinculados directamente con los temas de biodiversidad durante toda su vida profesional, concluyendo entonces, entre ellos, que más que un foro de análisis se había tratado de un pretendido y premeditado acto de auto convencimiento sobre las cualidades de la Iniciativa, con el fin de cubrir el expediente, pero…

Lo sucedido sirvió para seguirnos enterando de otras fallas del proyecto, pues a lo citado y lo pendiente, ahora se suma la preocupación de que quedarían desprotegidos también los insectos nativos, muchos polinizadores, y como tales, especies vitales para nuestra sobrevivencia y economía, partiendo de que ya no sería necesario contar con autorización para realizar su aprovechamiento, salvo que se trate de especies o poblaciones en riesgo, pero, si nuestro país cuenta con un aproximado de 47 mil especies y sólo fueran protegidas 3 (una mosca y dos mariposas), sería desastroso. Entre los insectos descobijados estarían abejas, moscas, escarabajos, avispas, polillas y mariposas esenciales para los cultivos de jitomate, aguacate, frijol, pimiento, café, naranja, mango, manzana, limón, sandía, papaya, fresa, pepino, melón, calabaza, durazno, zarzamora, brócoli, guayaba y tuna (Quezada et al 2010). Continuaré…

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Imprimir

Comentarios